Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

España muy enferma

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 4 de julio de 2007, 18:14 h (CET)
Me importa más bien poco la escenificación que los políticos van a hacer, a través de los medios, sobre el Estado irreal de la Nación. De antemano sabemos ya el resultado. Todo va muy bien para unos y todo va muy mal para otros. La realidad no se cambia por votaciones consensuadas de antemano. Las cifras macroeconómicas y los logros políticos y materiales, por mucha verborrea de los oradores en sus peroratas, no van a lograr que el pueblo llano se apasione por ello. La gente está en este mes de julio a su rollo, que no es otro que disfrutar del verano y esperar lo que pase a la vuelta de vacaciones. Ahora bien, nadie va a decir una sola palabra sobre lo que creo es el estado principal y la raíz de cuanto mal nos sucede y sucederá.

Mi diagnóstico-sin ser analista de nada- es que España –o lo que queda de ella- está, aunque no lo parezca, enferma de cuidado. Ni más ni menos, que una persona con buena apariencia, pero a quien se le ha detectado un tumor maligno. Para curarlo no valen ni cataplasmas ni aspirinas. Se impone un tratamiento quirúrgico o quimioterapia a largo plazo y de resultados inciertos.

El tumor detectado no es otro que el olvido de Dios. La metástasis afecta a toda la Nación por la indiferencia religiosa, el relativismo y laicismo generalizados.

Dios no cuenta apenas ni en la vida personal, social y nacional. La Ley divina ha sido anulada con toda clase de corrupciones. La apostasía de la fe y la pérdida de valores está a la orden del día. Mientras la Nación se desmorona a causa de fuerzas ocultas, la gente camina adormecida hacia el abismo. ¿Remedio? Sí. Volvernos a Dios misericordioso.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris