Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Siempre tuyo

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
martes, 3 de julio de 2007, 22:35 h (CET)
Aún recuerdo cuando saltó al césped por primera vez. Tenía 17 años y el rival era el Leganés. Todos los ojos estaban puestos en él, esperando que cogiera el balón para ver qué hacía con él. En los minutos que jugó hizo sólo una buena jugada aunque el disparo se le marchó alto, por encima del larguero. Yo estaba en la tribuna lateral, con un periódico en la cabeza tapándome de un sol cegador.

Han pasado 6 años. Todo ha cambiado muchísimo, aunque él sigue igual que siempre, con su pelo rubio, sus pecas en los pómulos, su timidez frente a las cámaras, su sentimiento inmutable, su sudor en la camiseta, y sus disparos en las redes. De septiembre de 2002 a julio de 2007 ha pasado de ser una promesa a ser un mito.

Seis años en el primer equipo le han bastado para entrar entre los hijos predilectos de Neptuno, donde se encuentran Gárate, Luis Aragonés, Adelardo, Escudero y poquitos más, y lo más meritorio es que lo ha conseguido sin visitarle una sola vez. No le ha podido ofrecer nada, ni un título de Liga, ni una simple Copa del Rey, nada. Pero si está ahí es por razones que sólo entiende el corazón.

Ahora se marcha. Se va como se fue Dartacán de su poblado natal camino de París, con lágrimas en las mejillas y la ilusión renovada, sabedor de que abandona sus raíces, sus amigos y su familia a cambio de éxitos y conquistas. Quizá no sea un “adiós”, sino un “hasta dentro de unos años”, o al menos, ése es el discurso que muchos utilizamos para consolarnos.

Será extraño, muy extraño, acudir el domingo al Vicente Calderón y no ver al rubito de las pecas. El vacío que dejará es de esos que no tienen sustituto posible. La sensación de haber quedado huérfano entrará en los corazones atléticos en el primer partido de Liga, igual que entró la rebeldía aquel domingo soleado en el que le vimos debutar ante el Lega.

Igual que Ana Frank le entregó el alma a su diario, yo le entrego mi alma a Fernando: siempre tuyo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris