Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta al Ministro de Industria

Luis Amat i Fusté (Barcelona)
Redacción
martes, 3 de julio de 2007, 22:20 h (CET)
Durante sus últimos años como alcalde de Barcelona, decidió aleccionar a los barceloneses y barcelonesas promulgando la necesaria normativa del civismo. Fue una muestra de su preocupación ante la alarmante falta de respeto a la convivencia en nuestra ciudad.

El martes pasado, muy a mi pesar y con descorazonadora sorpresa, leí unas declaraciones suyas en las que se negaba a regular las descargas ilegales en Internet "porque el proceso de descargas está creciendo muchísimo, y es prácticamente imposible regularlo de manera eficiente".

Si tanto se esforzó por regular la convivencia ciudadana, si tanto se preocupó porque los barceloneses salieran orinados de sus casas y porque no consumiesen alcohol en la vía pública (práctica que no para de aumentar), no puede entender por qué tira la toalla con esta actividad ilegal. Ni yo ni los miles de ciudadanos que aún trabajamos en la industria musical en España.

No me preocupa dónde orina ni donde bebe, señor Ministro, pero sí me importa que el principal responsable del Ministerio de Industria contemple pasivamente el cierre de las tiendas de discos en nuestro país o cómo las discográficas cada vez pueden invertir menos en grupos noveles. ¿No le importa que miles de ciudadanos, que llevan años pagando sus impuestos “de manera eficiente”, vean peligrar sus puestos de trabajo de forma alarmante?

Reciba, señor Ministro, mi agradecimiento por sus esfuerzos y respeto por la música.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris