Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

El Hara-Kiri de Fujimori

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 1 de julio de 2007, 23:00 h (CET)
El 27 de julio son las elecciones para renovar la mitad del senado japonés. Al día siguiente Fujimori espera tener un doble festejo. Uno: conmemorar 17 años desde que se convirtió en el único nipón en haber llegado a ser presidente de una república (la del Perú en 1990-2000). Dos: convertirse en el primer ex jefe de Estado de otro país en entrar al senado japonés.

Sin embargo, es posible que él termine perdiendo soga y cabra: que no logre entrar al parlamento nipón y que su movimiento en Perú acabe dividido y desperdigado.

Las últimas elecciones a la cámara alta se realizaron el 11 de julio del 2004. En éstas solo 5 partidos pudieron conseguir escaños. El ganador fue el Partido Democrático quien obtuvo el 39.1% y la fuerza más chica en llegar al senado fue el partido socialdemócrata con el 5.3%. El Partido Verde no pudo entrar pues solo sacó el 1.6%.

Para buscar asegurar entrar al senado Fujimori inicialmente buscó jugar a ganador y entrar en la lista del Partido Democrático. Tras que éste le cerró la puerta decidió unirse al diminuto Partido Nuevo Popular (Kokumin Shinto), el mismo que se fundó recién el 17 de Agosto del 2005, 25 días antes de las elecciones a los 580 diputados (donde sólo obtuvo el 1.7% de los votos y el 0.8% de los curules).

En estos comicios Fujimori está en la lista de los 48 senadores que se eligen mediante representación proporcional, pero ello implicaría que debería obtener un 2%, cifra a la que nunca ha llegado el Kokumin.

Al poner a Fujimori en su lista Kokumin recibió un golpe publicitario. Sin embargo, él no es un personaje muy conocido o prestigiado en Japón. Tampoco conoce bien el idioma y la política locales. Para el común de los nipones no resulta atractivo votar por un ex mandatario del exterior quien se encuentra a miles de kilómetros del Japón mientras que una democracia le procesa por corrupción y asesinatos en masa.

De otro lado, el historial de Fujimori no es muy consistente con el del Kokumin. Mientras Fujimori ha sido uno de los presidentes que más privatizaciones ha hecho en las Américas, el Kokumin rompió con el actual gobierno liberal por oponerse a su mayor privatización (la del correo). Mientras Fujimori es responsable de varias ejecuciones extra-judiciales (incluyendo en la sede diplomática japonesa en Lima), el Kokumin lidera la liga por la abolición de la pena de muerte. Mientras Fujimori es católico, el Kokumin promueve más culto al sintoísmo.

Fujimori es un hombre a quien le gustan los riesgos. En Noviembre 2005 él viajó de Japón a Chile pensando que así podría acercarse a volver al poder en Perú. Hoy él busca algo inverso: impedir ser extraditado al Perú y lograr que Chile lo devuelva al Japón.

Si él cometió un gran error al viajar a Santiago hace dos años, esta vez Fujimori puede estar cometiendo un hara-kiri a su carrera política. Si no entra a la dieta japonesa se daría impulso al proceso de extradición pendiente, mientras que en Perú él haya terminado por enajenar a muchos de sus partidarios.

Noticias relacionadas

La palabra sabia y agradable del escritor. Parte I

Recopilación de pensamientos sin retorno, de la escritora para los animalitos

A Rosario Murillo

“El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”. Concepción Arenal. (1820-1893)

Un Estado que regule

“Pero sí hay una paradoja: los ricos de las sociedades se han vuelto más ricos, y los pobres son más, pero más pobre que antes”

¡No más nudos entre nosotros!

“El mundo será lo que nosotros queramos que sea”

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris