Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

La vuelta de Rato

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 1 de julio de 2007, 23:00 h (CET)
En el ámbito del mundo que se mueve alrededor de la economía la noticia de la semana ha sido el anuncio de cese de Rodrigo Rato en su cargo de Director Gerente del Fondo Monetario Internacional. El antaño directivo de la derecha española ha justificado esta decisión en motivos familiares, su cargo le obliga a residir en Estados Unidos y se le hace muy difícil compaginar el trabajo con la tarea paterna de educar a sus hijos. En los últimos tiempos la familia está sirviendo de paraguas justificador de algunas de las decisiones de nuestros políticos. Meses atrás el inefable Pepe Bono dejó su cargo de Ministro de Defensa alegando para ello su deseo de ocuparse más de su familia, aunque muchos sospechamos que fue su mal “filing” con Rodríguez Zapatero lo que le alejó de las arengas y las marchas militares. Ahora Rodrigo Rato también alude a la familia para dejar voluntariamente un importante cargo económico aunque algunos estimen que de aquí a octubre, mes en el que se producirá el cese, las trompetas en la calle Génova tocaran alborozadas por la vuelta del, para algunos, hijo pródigo.

Pero también por la calle Génova, sede de los populares, ya comienzan a escucharse los tambores de guerra y más de uno anda afilando dagas y cuchillos en espera de que, si Rato vuelve a la política, las mansas aguas que ha dejado el, para ellos, triunfo electoral en las últimas elecciones municipales y autonómicas se conviertan en un proceloso océano preñado de tormentas. Y pese a que, sin que nadie se lo pidiera, Rato excusó su decisión en la educación de sus hijos, los seguidores que, tras su marcha, dejó en el partido se frotan las manos ante la posibilidad de que el que fue Vicepresidente con el gobierno aznarista llegue a ocupar el sillón de la Moncloa si Mariano Rajoy vuelve a quedar fuera de juego en las elecciones generales del próximo Marzo.

Rodrigo Rato ha sido un hombre clave en la política de la derecha española. Formó parte de aquella Alianza Popular fundada por el ex ministro franquista Manuel Fraga Iribarne y tuvo un lugar destacado en sus órganos de dirección hasta que, con el fin de hacer un guiño al centro, cambiaron su denominación por la actual de Partido Popular. Ya con este nombre fue Secretario Electoral del Partido, Portavoz del Grupo Parlamentario, Vicesecretario General del Partido, Ministro de Economía y Hacienda y Vicepresidente del Gobierno. Este madrileño nacido en 1949 tenía todos los números para convertirse en el delfín de José María Aznar y en su sucesor, pero sus dudas ante el apoyo aznarista a la invasión de Irak le hicieron caer de las listas en las que un Aznar, convertido en neocom al uso, desgranaba la margarita de su sucesor. Ya conocen el final de esta historia, Rodrigo Rato viajó hasta Washington para ostentar un alto cargo en el F.M.I. mientras Mariano Rajoy se quedaba en España para intentar, sin éxito, que la gaviota del PP sobrevolara los árboles de la Moncloa.

Ahora Rodrigo Rato vuelve a una España en la que el poder lo ostenta un socialismo que puede parecer descafeinado para algunos pero que en tres años ha conseguido más luces que sombras. Mariano Rajoy no consigue con una política de oposición descerebrada y sin sentido que la gaviota popular remonte el vuelo y son muchas las dagas florentinas que acechan su espalda y que pueden hundirse en sus carnes al menor descuido. Fuera de juego el tándem Acebes-Zaplana por su mala gestión de los tristes días de marzo de 2.004 pero con el aliento en su nuca de sus autodenominados sucesores Esperanza Aguirre y el alcalde de Madrid más la aparición en las quinielas sucesorias del gris pero triunfador en su feudo valenciano Francisco Camps, tan sólo le falta ahora a Rajoy la presencia en España, aunque sólo sea para cumplir con sus obligaciones familiares, de Rodrigo Rato. La carrera hacia el liderato de los “populares” ha comenzado y lo único que falta es conocer los apoyos con los que cuenta cada uno de los postulantes. Habrá que estar atentos a las peroratas de alguna emisora asotanada y a las palabras de Aznar, líder en la sombra de una derecha a la que le cuesta encontrar su espacio.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris