Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   TEATRO CRÍTICA   -   Sección:  

¡Despedido!

El método Grönholm se despide del Poliorama después de 3 años de éxito
Redacción
sábado, 30 de junio de 2007, 22:00 h (CET)
“Buscamos un hijo de p… que parezca un buen hombre, no un buen hombre que parezca un hijo de p…” Con esta frase, contundente a la vez que cruel, el autor, Jordi Galcerán, sorprende tanto al personaje protagonista, Jordi Buixaderas, como a los espectadores que están apoltronados en sus butacas expectantes. Una frase que resume quizás el objetivo de su autor al querer escribir una obra de este tipo: mostrar la crueldad de las relaciones laborales ente los candidatos y las empresas o cargos de poder.

Rafaela Rivas
Aunque llevado a su extremo y jugando al máximo con metáforas, Galcerán muestra, aunque parezca increíble, como son algunas de las técnicas de selección de personal, extraídos de manuales de especialistas en la materia.
El espectador está invitado a participar en este juego que no esconde el absurdo y la inclemencia que lleva implícito, descubriéndonos a medida que avanza el espectáculo de lo que seríamos capaces de hacer para conseguir un puesto de trabajo.




El método Gröhnholm



Sí, efectivamente, no temen reconocerlo, cuando luchamos por algo que ansiamos y de lo que creemos que somos totalmente merecedores, somos capaces de cualquier cosa…La crueldad, la mentira… (Porque a ver, ¡quién no ha engordado alguna vez su currículum?) Es evidente, uno muestra siempre su mejor cara en las entrevistas, por ejemplo (y quien no lo haga seguramente esté en paro) o, ¿acaso nos seleccionarían si hablásemos mal a nuestro entrevistador y le faltáramos el respeto?, seguramente no…Pero, seguro que nunca os habéis imaginado ¿qué pasaría si al llegar a un proceso de selección os encontrarais con una situación totalmente fuera de lo normal? Para los de mi especie, los actores, no sería una situación muy difícil de asumir, aceptaríamos la propuesta como un juego ¡y al toro!, pero más de uno no estaría dispuesto a perder su “dignidad” por un puesto de trabajo, y abandonaría así el juego volviendo derrotado a su anterior vida vulgar. No es el caso de los personajes de esta obra: Jordi Boixaderas interpreta a uno de los candidatos, Ferrán Augé, un ejecutivo solitario con necesidad de ser amado, un buen hombre que aparenta todo lo contrario (¿¿porqué habrá tanto CABR.. suelto???A más de uno de estos me gustaría desenmascarar en mi vida). Realmente Boixaderas se “curra” la mala fama, clavando el personaje y dotándolo de esa dureza externa pero al mismo tiempo frágil internamente… Excelente. Le acompañan en el reparto Lluis Soler, formidable, Jordi Díaz, aplaudido sobre todo en su crítica al mundo del toreo, y una sorprendente Roser Batalla. Todos (quizás un Jordi Díaz menos destacado por el papel que le tocaba) consiguen hacernos creer que son verdaderos candidatos a un puesto de trabajo, cuando finalmente descubrimos toda una mentira que en ningún momento se ha vislumbrado ni lo más mínimo. El final es sorprendente, que no voy a contar aquí por si alguien consigue ver el espectáculo en otra ciudad que no sea Barcelona, claro. Un texto muy inteligente que sin la puesta en escena de Sergi Belbel no hubiera sido lo mismo. Se agradece también la estenografía casi minimalista de Paco Azorín, incluso el cuadro que cuelga en la pared frontal, que aunque no sea el más adecuado, visualmente sí que consigue el efecto de hacernos sentir observados.

Todo en conjunto es excelente, realmente creo que no me equivoco si digo que es una de las mejores obras que he visto en mi vida (y eso que la he visto tarde, lo reconozco).

Aún así, me gustaría remarcar que el resultado no puede ensombrecer la verdad que esconde, la realidad oculta entre las líneas cómicas. Todo esto nació de una anécdota real que algunos recordarán. Ocurrió en Madrid y todo el mundo puso su voz en grito cuando se descubrieron en una bolsa de basura las solicitudes de trabajo para una cadena de supermercados en las que el empleado de personal había anotado expresiones sobre los candidatos tipo: “extranjero gordo”·, “ésta no, por gitana y por fea”, etc., etc. Por tener poder decisivo, se creyó con la potestad de ser cruel, xenófobo, etc. Más de uno cree que el hecho de tener un puesto de trabajo de poder legitima según qué actuaciones (no hace falta que comentemos algunos casos como el acoso sexual, el mobbing, o por ejemplo, un simple despido improcedente tipo “porque me caes mal”…).

Si lo pensamos bien, pueden hacer con nosotros lo que quieran, o lo que permitamos, claro, ahí está la diferencia. Depende de lo que estemos dispuestos a aguantar. Eso sí, siempre escondiéndonos bajo la máscara de buen trabajador, amargando a nuestra propia identidad bajo los papeles, por ese miedo a ser despedidos. Nos aniquilamos delante de nuestros superiores, frente a nosotros mismos, nos olvidamos, nos perdemos…y todo por recibir una nómina a final de mes…Opino que no merece la pena, y no es que pretenda convocar una manifestación sindical, simplemente haría falta una buena reflexión sobre la fe que tenemos en nosotros mismos y en lo que podemos llegar a hacer en la vida… Y así como en las relaciones de pareja hemos de ser nosotros mismos y ser aceptados y aceptar al otro como tal, lo mismo tendría que suceder en trabajo, de lo que se trata es de encontrar el lugar adecuado…Porque si existe el amor verdadero…¿el trabajo ideal también, no?

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris