Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Reforma de la Ley de violencia de género

César Borrego (Madrid)
Redacción
domingo, 1 de julio de 2007, 13:18 h (CET)
Se están proponiendo ochenta medidas para tratar de mejorar la Ley de violencia de género. En ninguna de ellas he visto que se haga referencia a establecer medidas más justas e igualitarias respecto a deberes y obligaciones con los hijos o el patrimonio en la Ley de divorcio, o se trate de imponer sanciones más fuertes a los culpables de violencia, sin pisotear los derechos de los hombres no violentos.

Ver un cadaver de una víctima de un asesinato es una imagen que debería ser desterrada de cualquier sociedad avanzada, independientemente del sexo que tenga. Sin embargo, los hombres de este país sentimos el aliento de la "Ley de violencia" en el cogote cada vez que a una esposa o ex-esposa le apetezca denunciar para que, independientemente de si es verdad o no, quitarse al "tío pesado este" de encima, y sin ninguna cosecuencia legal contra ella en el caso de ser mentira. Ni siquiera a los peores asesinos de menores se les detiene sin puebas, ni se les supone culpables con el sólo testimonio de una supuesta víctima. Con la simple denuncia, un hombre pasa la noche en una celda, lejos de sus hijos a los que, si tiene la suerte de que no le imponen una orden de alejamiento del domicilio familiar, verá de tarde en tarde por la aplicación de la Ley del divorcio, en la que el 95% de las custodias se le dan a las mujeres, quienes en muchísimos casos, utilizan a los niños como arma de coacción contra el padre, sin que los tribunales de familia hagan nada al respecto. Si esto no es sexismo, y origen de violencia, entonces que alguien me lo explique. Seamos sinceros, decir que sólo un sexo es violento y sexista es la misma "gran idea" que decir que sólo una raza es violenta y racista, ¡y nos la están tratando de vender, desde posiciones extremistas!

Esta ley de violencia vulnera el principio de presunción de inocencia reconocido por la Declaración Universal de Derechos Humanos, y nuestra Carta Magna, y lo curioso es que sólo reconoce el delito cuando es del hombre a la mujer y no viceversa (¿se puede considerar sexista?)

Si de verdad hay que defender a las víctimas, no se puede hacer a costa de darles a las mujeres una carta blanca y desproteger a todos los hombres, ya que ni todos los hombres somos violentos ni asesinos, ni todas las mujeres son víctimas ni inocentes. Que se castigue a los culpables con penas más duras, pero también que se castigue ejemplarmente a aquellas mujeres que, amparándose en el sufrimiento y vejación de otras, denuncian alegremente a hombres inocentes, aconsejadas por pseudo-abogados con el único fin de sacar aún más ventaja en procesos de separación o divorcio. Esta es una posible fuente de violencia que parece que nadie está dispuesto a poner remedio, lo que da que pensar si existirán intereses ocultos tras esta concatenación de leyes sexistas.

Si de verdad se busca la igualdad sin distinción de sexos, debemos empezar a reconocer que ambos sexos debemos tener los mismos deberes y obligaciones, los mismos derechos y las mismas garantías legales. Esto, en España, no ocurre en la actualidad: Los hombres no tenemos derecho a la presuncion de inocencia, ni a cuidar de nuestros hijos, involucrándonos en tareas tradicionalmente asignadas exclusivamente a las mujeres, en tradicionales sociedades patriarcales y que en beneficio de las propias mujeres, se tratan de desterrar, pero los tribunales de familia se empeñan en mantener. Ya veremos a dónde llegaremos...y si las medidas propuestas desde la miopía social sirven efectivamente para hacer descender el número de víctimas, algo que sería muy deseable.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris