Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Treinta veces Almagro

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 1 de julio de 2007, 05:46 h (CET)
Treinta Festivales Internacionales de Teatro Clásico dan para mucho: Para iniciarse en él, ofreciendo tímidas obras iniciales; para amoldarse a él, con otras tantas obras espectaculares o especiales; dan para asegurar un futuro turístico de calidad; dan para amar el teatro desde niños y desde jóvenes como toda una generación de almagreñitos que aman el teatro porque lo han, lo hemos, mamado desde el único espacio escénico que antes hubiera, desde ese Corral de Comedias que ahora se deja mimar por ser nuestra joya de reducido espacio para ocasiones muy especiales como puede ser la típica visita de Rafael Álvarez “El Brujo”.

Que le pregunten, que le pregunten a “El Brujo” desde cuándo viene a Almagro a versear, y no digo ya en solitario con sus brillantes y afamados soliloquios que no parece sino un Lope de Vega de nuestro tiempo, sino de hace por lo menos veinte años, cuando todavía venía a Almagro como actor de reparto. Recuerdo una entrevista que le hice hará eso, una veintena de años, cuando el Festival estaba en lo mejor de lo mejor, mejorando lo presente, su mirada ya era “bruja” y se acomodaba a la luz almagreña de los soportales como sólo sus ojos de “Brujo” sabían hacerlo. Rafael ya estaba entonces totalmente embrujado con Almagro y ahora le es leal con el paso de estos treinta años.

Pero hay más, la ciudad de Almagro, a la par que el teatro, se ha ido consolidando y es ya una cita obligada tanto a nivel comarcal, nacional e incluso diríamos internacional como es el nombre de su Festival. Y la ciudad lo sabe, sabe que llega el mes de julio, el del teatro y se transforma en sus calles y plazas, quedando más fresca pese al calor reinante, más bella si es que se puede, más acogedora con los visitantes, más teatrera en todos sus nuevos espacios escénicos que se suman cada año, de modo que todo es escena y para la escena.

Treinta años dan para mucho, como por ejemplo para que el nuevo alcalde prometa en su programa electoral, y lo reafirme en una reciente entrevista que quiere crear en Almagro una Escuela Superior de Arte Dramático, parafraseando a Lope podríamos decir: “¡Loado sea Dios!”, pero loado, y ese es el reto, y también lo sería que se quedara a pesar de los intentos en Escuela Técnica o en Escuela Regional o en una sencilla Escuela de Teatro Experimental o ya, por decirlo desesperadamente, en una pequeña escuelita de teatro para niños y jóvenes, sobre todo jóvenes, para que cuando pasen otros treinta años haya algunos actores almagreños que tengan la mitad de la fama que tiene el embrujado Brujo en El Corral.

Este año hay caballos en la Plaza Mayor jugando a los torneos entre arena y paja, los fuegos artificiales explotan jubilosos para festejar ese número treinta que arde mucho más orgulloso, y los almagreños sonríen ante el inicio de otro Festival que traerá muchas anécdotas festivaleras y festivas, y es que treinta años de Teatro Internacional en Almagro dan para mucho.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris