Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-zonajoven

Etiquetas:   Audiovisual   -   Sección:   Revista-zonajoven

Los Tirant, el festival del cine valenciano

David Laguía
Redacción
sábado, 30 de junio de 2007, 22:00 h (CET)
Los Premis Tirant son “el único festival que abarca todo la producción audiovisual de la Comunidad Valenciana al año”. Así define esta muestra su codirector Francesc Fenollosa. En la novena edición de este certamen han participado más de 200 producciones, de las que cinco eran largometrajes cinematográficos. Todas ellas de producción valenciana. Huyendo de cualquier afán por el glamour y el lucimiento de las estrellas, los Tirant simplemente se dedican a ofrecer un reconocimiento a la producción audiovisual realizada en la Comunidad durante el último año. De este modo, durante la llamada Quinzena de l’Audiovisual, proyecta todas estas creaciones en las distintas sedes que tiene, que se expanden desde Morella hasta Alicante.

Mientras que la propuesta de la mayor parte de los festivales del panorama nacional se basa en la promoción turística, por ello se concentran en la costa, los Tirant parten con otra concepción: rendir tributo a los propios profesionales, olvidándose de cuestiones que difieran de lo estrictamente audiovisual. Es un certamen hecho por y para la profesión, y del que también puede disfrutar el resto de la ciudadanía, pero que no responde a intereses ajenos al del sector audiovisual. Por estas mismas características, Fenollosa recuerda las palabras del riojano Manuel Martín Cuenca, director de La flaqueza del bolchevique: “en todos sitios debería haber unos premios como los Tirant que apoyen a la propia producción audiovisual y cinematográfica en su conjunto”.

Fue en 1998 cuando de los despachos del Club Diario Levante, coorganizador del festival, surgió la idea de crear este acontecimiento que nueve años después, su codirector Josep Lluís Galiana se atreve a definir como “el escaparate más potente del audiovisual valenciano”. Por entonces se acababa de crear la Federación Valenciana del Audiovisual (FEVA), que integraba a distintas asociaciones del ámbito audiovisual, tanto del mundo técnico como artístico, y que presidía Francesc Fenollosa. Entre él y Galiana idearon el nuevo certamen “para reforzar la estructura de la FEVA”. “La intención era que tuviéramos una oportunidad de ver esos cortometrajes, películas, documentales… del audiovisual valenciano una vez al año ya que no se podía ver en las salas comerciales ni tampoco mucho en la televisión valenciana”, explica Galiana. Un año después el proyecto echó a andar con 60 producciones, aunque la mitad eran anuncios publicitarios. Otros festivales, como el Inquiet de Picassent, también realizan una labor similar, pero en este caso engloba todas las producciones en lengua catalana, valenciana o balear, pero no las de la Comunidad Valenciana.

La apuesta por la lengua propia también está presente en la Quinzena de l’Audiovisual Valencià. En distintos municipios a lo largo de la Comunidad, los Tirant ofrecen desde hace dos años un ciclo llamado Cinema Valencià en Valencià, en el que se emite toda la programación en la lengua valenciana con la intención de fomentar no sólo la producción sino también el consumo de productos audiovisuales en valenciano. A esta idea se han sumado ya once ayuntamientos (Torrent, la Vall d’Uixó, Montserrat, Morella, Paterna, Picanya, Onda, Castelló de Rugat, la Font d’en Carròs, Foios y la Pobla de Vallbona) y otros complejos culturales de Castelló de la Plana, Ontinyent y Alicante, que han permitido que los premios puedan difundirse por prácticamente todo el territorio valenciano.

El pasado mes de febrero tuvo lugar la novena edición. Desde que comenzó el festival en 1999 hasta ahora muchas cosas han cambiado en los Tirant. “Hemos ganado en audiovisual. Digamos que ya podemos hablar de una industria valenciana”, declara Galiana. Alrededor de 300 personas, en representación del panorama audiovisual valenciano, acudieron a cada una de las galas de presentación y entrega de premios del certamen. Además, de las 60 producciones de 1999 se ha pasado a contar con más de 200 entre las que figuran cinco largometrajes, nueve largometrajes documentales y doce películas para televisión. A su vez, en la sección de cortometrajes, la organización ha tenido que realizar una selección para entrar a competición, mientras que “los que son de un carácter más aficionado” van a la sección Panorama, que se encuentra fuera de concurso. En esta ocasión los principales galardones se los llevaron el largometraje Faltas leves, de Manuel Valls y Jaume Bayarri; el director Vicent Monsonís por Mi último verano con Marian; y la película para televisión El concursazo, de Domingo Rodes. Precisamente, a raíz de este éxito Domingo Rodes llevará al cine la vida de “El Cid” con el apoyo de la productora Sorolla Films.

El interés por esta muestra también empieza a aflorar en las productoras, que han visto en ella una posibilidad para promocionarse. Por ello, aparte de los trabajos presentados a concurso, el público pudo disfrutar de los preestrenos de Rojo intenso, de Javier Elorriaga, y de Teresa, el Cuerpo de Cristo, protagonizada por Paz Vega y dirigida por Ray Loriga.

Aparte de reunir toda la producción del año, el festival, en los últimos cuatro años, ha proporcionado otra contribución a la profesión audiovisual: un catálogo impreso en papel y otro web que recoge toda la producción valenciana. No obstante, Galiana denuncia que las instituciones no hayan realizado esta tarea: “es una tarea que debería hacer la Generalitat Valenciana, pero que la hacemos nosotros, un festival de iniciativa privada”. Aun así, lo considera una de sus “grandes satisfacciones” porque “toda la labor audiovisual valenciana queda sindicada”.

Para crear jóvenes cineastas
La posibilidad de que los niños adquieran una formación audiovisual todavía es escasa en nuestro panorama educativo. La Educación Audiovisual se recoge sólo como una materia optativa. Sin embargo, desde los Tirant se realiza un esfuerzo por incentivar esta actividad: los Tirant d’Escolars. Esta sección del concurso permite a los más pequeños (niños de primaria y secundaria) participar en el festival con sus trabajos. En ocasiones, con ayuda de los maestros, y en otras más bien por iniciativa propia, muchos colegios no dejan pasar esta oportunidad y hasta 39 trabajos se presentaron a competición. Tal vez, la propia juventud de esta iniciativa, esta es su segunda temporada, impide que se controle mejor la producción para que todos partan con las mismas oportunidades de cara al premio final. Así, mientras algunos trabajos presentan una supervisión extraordinaria de los profesores, en otrad ocasiones, los alumnos gozan de mayor libertad pero también de una menor posibilidad técnica.

Para culminar los Tirant d’Escolars, se emprendió una mesa redonda, Debats sobre la Pedagogia de la Imatge, a la que acudieron una veintena de profesores de distintos institutos y colegios de la Comunidad Valenciana. En tal mesa, el coordinador de la sección, Mario Viché destacó que “los profesionales del mundo del audiovisual se quedaron maravillados con los escolares” en referencia al buen nivel que habían ofrecido estos trabajos el año anterior. Al mismo tiempo, los distintos responsables escolares exigieron “un apoyo a la producción de cine en ámbito escolar” puesto que es un elemento educador importante y más si cabe en la sociedad en qué vivimos, donde los medios audiovisuales (cine y televisión sobre todo) repercuten constantemente en nuestras actividades.

La décima está en camino
El año que viene los Premis Tirant cumplirán ya diez años, todo un símbolo de su consolidación. Para Fenollosa será “un momento para hacer balance y contar con la participación del sector para conocer qué hay que modificar y qué hay que conservar de los Tirant”. Entre las nuevas propuestas se prepara la edición de un recopilatorio con todos los ganadores en cada una de las categorías. Además, se espera que el número de ayuntamientos de la Comunidad que colaboren también siga creciendo, de modo que cada vez sean más los valencianos que puedan disfrutar del arte audiovisual que surge de su tierra.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris