Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cualquier pichipolítico lleva en su automóvil un inhibidor de frecuencia para proteger su blando culo

Marino Iglesias Pidal
Redacción
jueves, 28 de junio de 2007, 14:00 h (CET)
Si estás interesado en proteger el tuyo – tu culo, me refiero – en 24 horas puedes tenerlo instalado – el inhibidor quiero decir.

Siempre he sido un soñador de sueños plausibles, ya no. He dejado de soñar porque ya no creo que puedan realizarse mis sueños. Ahora, las horas de insomnio, que son muchas, las dedico a fantasear. Me supongo facultado con poderes suprahumanos que me permiten impartir justicia sin paliativos. Qué mal se lo hago pasar a los implicados en excarcelamientos de asesinos y violadores que aprovechan sus “vacaciones” para seguir ejerciendo de lo que son. Y a muchas otras gentes, menudas y añejas, cuyo fin primordial parece ser el de amargar la vida de los demás. En fin, también me regodeo con pequeñeces, tales como imaginando la convivencia, en el mismo edificio, de alcaldes y concejales que practican la caridad – con el dinero de los ciudadanos – otorgando viviendas de “papo” a ciertos “desprotegidos” y “marginados” sociales. Y otras muchas que obviaré para no dar el coñazo.

La que no puedo reprimir es mi fantasía de esta última noche: En un cochazo de lujo, para que fueran bien cómodos, con pegatinas, tan grandes como fueran posibles, de la bandera de España en puertas y capó; daría vacaciones indefinidas a los señores, y señora, Zapatero, De la Vega, Blanco, Alonso y algunos otros más que cupieran en el vehículo. Bien armados, no por necesidad puesto que en España no hay ninguna guerra y es territorio seguro, sino para brindarles una sensación de seguridad que les evitara cualquier tipo de angustia. Desde luego, el vehículo no llevaría ningún inhibidor de frecuencia, puesto que, no es necesario recalcar pero lo hago, en España no estamos en guerra y, naturalmente, ellos se limitarían a llevar un mensaje de paz haciendo ininterrumpidamente el circuito Bilbao – Vitoria- San Sebastián. Mientras imagino me desahogo un poquito.

Ojalá cada cual tuviera el viaje que se merece. Desafortunadamente, muchas veces la injusticia humana también decide la longitud del trayecto y nos puede golpear brutalmente cuando pone fin al viaje de quienes con 19, 20 años apenas si han tenido tiempo para soñar. Lo siento.

Noticias relacionadas

Puigdemont y Alemania

Considero muy apropiada la petición de explicaciones del juez Llarena al señor ministro Montoro

Hay que levantarse siempre

Urge elevarse y ennoblecerse como ciudadanos de bien

Y Nacho dixit

Sorprende que todo el mundo hable bien de él

Al-Khwarizmi sigue estando actual

Sin valores ni principios sólidos solamente tendremos delincuentes corruptos y malas personas

A España, sin odio pero sin esperanza

Catalunya y España dos líneas paralelas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris