Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Desolación

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
jueves, 28 de junio de 2007, 14:00 h (CET)
El lunes seis soldados españoles perdieron la vida en el Líbano.

Hoy la muerte, el dolor y la desesperación nos acompañan otra vez más como si de sombras se trataran.

¿Qué pasa por nuestra cabeza cuando vemos la carne destrozada, el rostro irreconocible, la fatiga de nuestros soldados agonizando? ¿Hasta cuando será necesario vivir con tanto dolor, hasta cuando…? ¿Cual es esa “misión de paz” que excusa estas perdidas irreparables ?

A veces pienso, que instalados en nuestro castillo de marfil, vemos las desgracias como algo lejano, ajeno a nuestro mundo cotidiano y, no llegamos a comprender el dolor de sus familias y amigos que lloran al ver ese cuerpo tirado en el suelo, vació de sueños. De esos sueños que hoy han desaparecido por…,¿cómo decirlo?, por la arrogancia de un irresponsable y egoísta que juega con sus vidas como si de una partida de ajedrez se tratara.

Esta indiferencia de ver, oír y callar nos hace cómplices de la barbarie. Y les aseguro, que las generaciones futuras nos juzgaran por nuestra pasividad y condenaran nuestra indiferencia ante el futuro de la humanidad, como hacemos hoy día con los responsables de la muerte de miles y miles de judíos del exterminio nazi.

Deberíamos abrir los ojos al dolor, perdonar y ayudar a sanar las heridas, pues como decía el poeta: “La paz se somete a que nadie es más que nadie y de que nadie es menos que nadie y de que todos somos alguien”.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris