Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ver   juzgar y actuar   -   Sección:   Opinión

Desconcierto

Francisco Rodríguez Barragán
Francisco Rodríguez
jueves, 28 de junio de 2007, 00:23 h (CET)
Llevo bastante tiempo desconcertado con la actuación de este gobierno que llegó gritando aquella frase de “España no se merece un gobierno que mienta”, y hasta ahora, lo que no sé nunca es cuando dice la verdad. Resulta que al mismo tiempo que proponía y firmaba un pacto por las libertades y contra el terrorismo, ya negociaba con la ETA un proceso que se decía de paz, pero que no es verdad, pues en el país vasco siguen viviendo unos con escolta y otros sin ella, unos cada vez más asustados y preocupados y otros más envalentonados. Otros muchos han abandonado su tierra hartos de ser amenazados. Las victimas han sido marginadas y perseguidas, de lo que se encargo el siniestro Peces-Barba. El mal llamado proceso de paz ha seguido adelante pasara lo que pasase. Estaba pactado llamar accidentes a la voladura de la T-4 o a la ruptura del alto el fuego, quizás también pactada. Creo más verdadero lo que dice Gara que lo que dice el gobierno.

El presidente cita en la Moncloa a Rajoy y éste va una vez más, no sabemos a qué. ¿Para hacerse la foto? ¿Para tomarle el pelo? Lo que el gobierno tenga que decir a la oposición que lo diga en el Parlamento, que para eso está. (Lo que se escenifica cada miércoles en el Congreso es un bronco y desagradable diálogo de sordos.) Después de recibir a Rajoy, cita a los líderes de los demás partidos y al que le dedica más tiempo es a Ibarreche, que sale de la reunión abogando por ETA y sus presos, invocando los derechos humanos que los criminales nunca respetaron. Si ETA llega a conseguir sus objetivos ¿Cuándo duraría el PNV? Esta es una democracia de pactos, chanchullos y cabildeos, con la dudosa representación del pueblo que vota cada cuatro años.

Anexionar Navarra al país vasco es un objetivo del nacionalismo que Zapatero parece dispuesto a facilitar, no sabemos por qué chantajes, pactos o acuerdos secretos, aunque al ser preguntado diga, en su lenguaje siempre ambiguo, oscuro y engañoso que son los navarros los que tendrán que decidir. Lo único claro de este presidente es su designio de arrinconar al Partido Popular, o a Unión del Pueblo Navarro, y sacarlos de la vida política española, así no tendría rivales electorales en las próximas generales.

Este presidente incitó a Cataluña y al resto de las autonomías a revisar sus respectivos Estatutos, cuando ello no era demandado por los ciudadanos, organizando un verdadero embrollo del que no sabemos como podremos salir. ¿Cómo podrán articularse unos presupuestos justos y solidarios, teniendo en cuenta los revisados Estatutos? El Vicepresidente económico, que no es un modelo de decisión ni valentía, sugiere tímidamente un adelante electoral para ver si una remodelación del gobierno le evita el trance presupuestario.

En la educación, que bien necesitada está de arreglo, no se le ocurre a este gobierno otra cosa que imponer una asignatura de educación para la ciudadanía que apesta a adoctrinamiento de la juventud en los valores laicistas y antirreligiosos de una izquierda falsamente progresista. La Fundación CIVES, marcadamente antirreligiosa, ya ha preparado 600 profesores como heraldos de este engendro ¿Hacia dónde progresamos devaluando a la familia al equipararla a otras clases de uniones? ¿Hacia dónde progresamos destruyendo su estabilidad con el divorcio exprés? ¿Hacia dónde progresamos proponiendo a la juventud todos los tipos de orientación o preferencias sexuales? ¿Hacia donde progresamos si facilitamos la promiscuidad sexual irresponsable y convertimos el aborto en un derecho de la mujer a disponer libremente de la vida de las criaturas engendradas? Si una mujer abandona al recién nacido en un contenedor de basura nos rasgamos las vestiduras, pero si lo aborta en una clínica de pago, ¡es que ejerce su derecho!

¿Seguimos? Ya lo haré en sucesivos artículos. Hay muchas más cosas desconcertantes en este gobierno que padecemos.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris