Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El reparto de la tarta

Pedro Serrano (Valladolid)
Redacción
miércoles, 27 de junio de 2007, 17:27 h (CET)
No es bueno perder el sentido de la realidad, aunque esa realidad, a veces, no nos guste. Y es que, a pesar de las constantes noticias y mensajes que nos anuncian la buena marcha de la economía, debemos poner los pies en el suelo y reconocer la auténtica realidad de la mayoría de familias de este país. No dudo que, en términos generales, la generación de riqueza y el crecimiento económico hayan aumentado en nuestro país y, por tanto, la tarta de riqueza ahora sea de mayores dimensiones. Pero a continuación la pregunta es obligada: ¿qué gente y cuanta está invitada al festín? ¿Qué porción recibe cada cual en el reparto?

La situación cotidiana en la mayoría de los hogares españoles es bien distinta de lo que nos quieren hacer creer y de lo que, a veces, nosotros mismos nos creemos. A estas alturas ya nadie tiene dudas de que el poder adquisitivo de la mayor parte de los asalariados ha caído en picado en la última década; y que a pesar de ello, hasta ahora, el consumo no ha dado síntomas importantes de decaimiento. Siendo esto así, ¿cómo es que las familias todavía aguantamos el tipo? Muy sencillo: endeudándonos más allá de lo sensato, y trabajando más miembros de la unidad familiar.

Ante este panorama bien podemos afirmar que, para los asalariados, el tiempo de vacas flacas ha llegado –si es que alguna vez lo ha habido de gordas- y es el momento de tomar conciencia de la realidad. Y esta realidad nos aconseja, por un lado, vivir dentro y conforme a nuestras posibilidades; y por otro, exigir un reparto más justo de esa tarta tan suculenta que sólo unos pocos disfrutan.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris