Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Sufrir o no sufrir

Antonio García-Palao
Redacción
miércoles, 27 de junio de 2007, 17:27 h (CET)
Los que amamos a los animales sufrimos cuando les vemos con arpones clavados en su costado. Los que amamos a los animales sufrimos cuando les vemos ansiar la libertad. Los que respetamos a los animales sufrimos cuando les vemos privados de sus derechos. Los que amamos a los animales sufrimos cuando se esgrimen argumentos de todo tipo para fomentar la brutalidad, para conservar espectáculos infames donde se les acosa y tortura hasta la muerte y más si estos argumentos provienen de veterinarios que, en vez de ser dignos representantes de su vocación, se han convertido en sus peores enemigos.

¿Tan difícil es amar a los animales? ¿Tan difícil es comprender que no se trata de encontrar razones para su castigo sino de admirar la vida que hay en ellos y respetarla?. ¿Tan difícil es despertar la sensibilidad y la empatía?. Porque si es así, vamos a tener que empezar a plantearnos que no todos los seres humanos son iguales. Que no todos los seres humanos tienen las mismas condiciones para valorar la realidad ni para ver con claridad. Que no todos los seres humanos están hechos de la misma pasta. Ni mucho menos.

Por mucho que se empeñen en hacernos creer que todo vale porque hay un voto detrás que captar, cada vez somos más los que no estamos dispuestos a aceptar la demagogia, el populismo, la chabacanería, la barbarie, la violencia, la incultura, las tradiciones cruentas, la infamia, la mentira, la inconsistencia, el hedonismo, el consumismo, la cultura de pacotilla, la estupidez, la vulgaridad hortera con pretensiones artísticas, pero sobre todo la degradación de la moral y la ética hasta niveles que no son propios del homo sapiens. ¿Acaso es moral divertirse en torno a un toro torturado por humanos hasta la extenuación?

Para mi no lo es. Para muchos ha pasado a ser un daño moral de enormes proporciones. Para muchos ha pasado a ser vergonzoso pertenecer a esta raza humana descerebrada y cruel. Esta raza humana que en periodos de paz calma su sed de sangre en esos anfiteatros de muerte y vergüenza que jalonan nuestros pueblos y ciudades.

Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris