Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Crédito agotado de Rodríguez

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
martes, 26 de junio de 2007, 22:02 h (CET)
Pero, hombre, Mariano, solo faltabas tú para redondear el coso. No me refiero a Mariano Rajoy, sino a Mariano Fernández Bermejo. Ahora resulta que también le dejan hablar al nuevo ministro y fiscal aplaudidor de los atropellos ‘zapateriles’. ¿Pero no era este ‘mandao’ el que utilizaban para azuzar al PP? ¿No era este ministro el que achuchaban al partido del otro Mariano para amedrentarlo y mantenerlo a raya? Pues también es de los que opinan que el diario proetarra, GARA, es un extraño que siempre miente. ¿En qué quedamos -- Mariano, Fernández y Bermejo -- miente siempre o cuando conviene?

“Sólo nos referimos a la prensa que merece confianza”, ha dicho don Mariano, Fernández y Bermejo. Tan creíble como si lo hubiera afirmado ‘Pepiño’ Blanco, don José, o el ‘comunicador’ del NO-DO, procomunista y especializado en insultar a minusválidos, López y Garrido. Lo que es difícil de entender es que antes no mentía, pero ahora que cuenta por seriales el proceso de negociación entre la banda asesina y el Gobierno parece que sí que miente. A pesar del confusionismo que reina en el ministro de Justicia, me asalta una duda: ¿Quién miente más, el presidente Rodríguez o GARA? ¿Quién cree el señor ministro que tiene más credibilidad de los dos entre la ciudadanía, en este momento?

Si tanta seguridad en lo que hace tiene el Gobierno ¿Por qué pidió disculpas a la banda asesina tras las detenciones efectuadas durante el alto el fuego? Cuando el ínclito ministro ‘bien mandao’ dijo aquello de “que dejen ya de decir mentiras” ¿A quién se refería? ¿Se dirigía a ETA o se refería a los otros ‘mandaos’ de Rodríguez que han ofrecido por su cuenta prebendas y promesas a la banda etarra? Posiblemente se lo decía a Eguiguren, a Moscoso o a alguna de las otras cuatro personas que han ‘txikiteado’ y tonteado con la banda.

Y si Bermejo esconde las orejas por miedo a meterse en camisas de doce ojales, Rosa Díez exige al Gobierno socialista que se explique de forma “clara y veraz”. La seriedad de las atrocidades que dice GARA pone de manifiesto hasta qué punto Rodríguez ha consentido el menosprecio al Estado de Derecho y a los ciudadanos. En mensaje de la eurodiputada socialista no tiene dobleces, ni persigue malmeter al Gobierno: “ETA no tiene que mentir porque no se presenta a elecciones, porque no tiene ningún honor que proteger con su mentira".

Algo tiene que decir el presidente cuando recobre la respiración, tras la atenta y parsimoniosa lectura de GARA. El diario proetarra está obligado a aportar pruebas escritas y éstas deben empezar a aparecer ya, antes de que desde el Gobierno enmarañen la situación y hagan desaparecer las existentes. Y si GARA miente o falsea, el Gobierno de Rodríguez tiene que utilizar al ‘mandao’ para que cierre el diario. Sería el único caso en que la libertad de expresión no se juega nada. Para echarse a temblar.

Si vergonzoso y despreciable es que al presidente le dicten la expresión “accidente” para referirse a los atentados, tan despreciable y ruin es que el comunicado de Rodríguez a los españoles, en un pasillo del Congreso, lo concibiera y redactara ETA. Y más despreciable aún que, para salvar la cara, echen la culpa de las detenciones a “los jueces afines al PP”, poniendo a miembros de la Judicatura como diana para la banda. Actitudes como las indicadas contribuyen a labrar el desprecio de los ciudadanos a su Gobierno.

Es para pensar que el presidente está enfermo o le tienen atrapado por las perneras. El Gobierno cada vez tiene menos recorrido con los ciudadanos, más cuestiones pendientes con la banda asesina y menos compromiso con la democracia. Lo difícil empieza ahora, justo en el momento en que Rodríguez se ha quedado sin credibilidad, sus ministros explican lo que no hacen y Moraleda vende humo negro.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris