Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Tras quince años de amistad Rusia puede prescindir del Banco Mundial

Oleg Mityaev
Redacción
lunes, 25 de junio de 2007, 23:34 h (CET)
El pasado 16 de junio se cumplieron 15 años desde el ingreso oficial de Rusia en el Banco Mundial (BM).

En 1991, la Unión Soviética solicitó ingreso en el BM, pero su desintegración el mismo año hizo nula esa solicitud. Por esto Rusia tuvo que reanundar urgentemente los trámites necesarios. Entonces Rusia cifró muchas esperanzas en uno de los dos importantísimos institutos financieros, suponiendo que solamente éste, conjuntamente con el FMI, sería capaz de ayudarla a crear la economía de mercado y asegurar el sostenido crecimiento económico. En esos 15 años el BM asignó una suma módica a las reformas rusas: unos 10 mil millones de USD, pero, en cambio, dio al gobierno ruso un sinnúmero de consejos de cómo administrar mejor la economía. Sin embargo, el PIB de Rusia comenzó a crecer y en modo alguno gracias a la ayuda del BM, sino debido al aumento de precios de los crudos que exportamos. Pues ahora Rusia no necesita más dinero del BM y, además, éste no arde en deseos de concedernos créditos. Expertos del Banco no dejan de dar consejos a las autoridades rusas que ahora casi se pasan por alto.

El Banco Mundial fue constituido simultáneamente con su alter ego: el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 1944, cuando la Segunda Guerra Mundial ya tocaba a su fin y los países vencedores comenzaron a preocuparse por restablecer sus respectivas economías. Procede señalar que en la Conferencia Constituyente en Bretton-Woods (EEUU) participó también la URSS. Pero, a causa de la “guerra fría”, la URSS no ingresó en las organizaciones del sistema monetarario internacional.
Durante más de 60 años de funcionamiento del BM y el FMI entre ellos se estableció la “división del trabajo”. El FMI concede préstamos a los Estados que tienen problemas financieros, para que estos puedan liquidar el déficit de su presupuesto, mantener la cotización de la moneda nacional y combatir la inflación. Los créditos del Banco Mundial se destinan a los programas de desarrollo económico y asistencia técnica a los países en vías de desarrollo estimulando también afluencia de inversiones privadas a sus respectivas economìas. Por esta razón, el BM suele considerarse importante instituto interestatal que ejerce fuerte influencia sobre el ritmo y las tendencias del desarrollo economico de los países receptores de su ayuda.
En los 15 años transcurridos desde la asociación de Rusia al Banco Mundial, los recursos financieros otorgados a nuestro país totalizaron tan solo 10 mil millones de dólares. El grueso de asignaciones data de los primeros años de reforma destinado a mantener la estabilidad económica y social. Entonces, los recursos del BM fueron invertidos en la industria energética, la infraestructura de transporte y para apoyar las operaciones de importación de comestibles, el programa de privatización y la protección social.
Al mismo tiempo, en sus sistemáticos informes el BM no dejaba de dar consejos respecto al desarrollo económico enviando misiones de sus expertos en materia. Estos informes son parte inalienable de la actividad del BM en cualquier país. Pero las recomendaciones del BM a Rusia, como a los demás países, se reducían a los llamamientos a desarrollar el sector privado y atraer capitales foráneos. Pues, debido a que no todas ellas fueron cumplidas a plenitud, Rusia no recibió muchos créditos prometidos.
A partir de 1999, en Rusia comenzó a registrarse el constante crecimiento económico y no tanto a costa de créditos y consejos del BM como gracias al aumento de precios del petroleo, gas y metales: rubro principal de las exportaciones rusas. También se registró la afluencia incontenible de inversiones extranjeras a Rusia como consecuencia de altos dividendos que las transnacionales pueden obtener en nuestro país, y en modo alguno debido a las reformas estructurales realizadas en varios sectores de la economía rusa bajo el patrocinio del BM. En su reciente informe sobre Rusia el BM no hizo más que calificar de “contínuo boom inversionista” su actual situación económica. Es más: según sus pronósticos, en 2007 el PIB ruso habrá arrojado un aumento del 7%.
Actualmente, el Banco Mundial dice sin rodeos que teniendo en cuenta la presente coyuntura mundial, ayudará a Rusia no de hecho sino de palabra, puesto que el grueso principal de sus créditos está destinado a los países más menesterosos del mundo. En la reciente Estrategia trienal de partenariado con Rusia (2007-2009) aprobada por el BM se dice que orientaciones prioritarias de nuestra cooperación recíproca serán el intercambio de experiencias y la concesión de consultas pagadas.

Según recientes estimaciones periciales del BM, en Rusia hay que prestar ayuda, ante todo, a las capas más pobres de su población. También el BM promete seguir subsidiando el sector privado y prestar concurso a la “administración de las inversiones estatales prioritarias”. Pero el gobierno de Rusia que cuenta con rica experiencia de cooperación con el BM no se da prisa para aceptar esa ayuda.

No obstante, el BM sigue realizando en Rusia más de 20 proyectos en los sectores siguientes: medidas anticorrupción, educación, salud pública, medio ambiente, agricultura, abasteciniento de agua e infraestructura, pero últimamente con apreciable participación financiera del Estado Ruso.

____________________

Oleg Mityaev, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris