Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Catalunya ingobernable. ¿Para eso los votamos?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 24 de junio de 2007, 22:43 h (CET)
Por si fuera poco parió la abuela. Creo que sobre nuestra tierra ha caido la maldición de algún antiguo señor feudal, como aquel famoso noble medieval que vivió en 'terras del Segre', cruel y ambicioso, al que mataron los campesinos, pero que regresó del más allá para comandar una banda de facinerosos. Los campesinos, aterrados, acudieron a un ermitaño para que les ayudase; el ermitaño consiguió apresar al caballero, que siempre iba provisto de su armadura, pero ¡oh sorpresa!, cuando le quitaron el yelmo para verlo y juzgarlo resultó ser que la armadura estaba ¡vacía! Creo que el ejemplo puede ser ilustrativo si comparamos el famoso Tripartito con el sanguinario señor feudal. Bueno, en realidad no podemos, a partir de las últimas elecciones autonómicas, afirmar que, al menos de derecho, exista tal coalición; sin embargo yo no recuerdo que desde que los del PP gobernaron en España, hubiera tal confusión poselectoral en los distintos partidos catalanes. Voy a empezar por el PP, por el que no puedo negar que se inclinan mis preferencias, no obstante bajo la batuta del señor Piqué está sumergiéndose en el mayor terreno de arenas molvedizas que se pueda imaginar. Después de alejar de sí al menos a cuarenta mil votantes –que antes votaban al partido –, por su errática y desconcertante política de acercamiento a CIU, ahora, después del estrepitoso fracaso electoral donde ha perdido presencia en Lérida y Tarragona, por no mencionar su feudo maldito, Gerona; no se le ocurre otra hazaña que empezar a pactar con los de ERC para tener presencia an algunos ayuntamientos. ¿Ustedes se pueden imaginar un disparate semejante? Es como si San Jorge hubiera pactado con el Dragón para juntos gobernar Silca (la ciudad que reclamó su ayuda), ¿verdad que huele mal?, tanto como el famoso dragón que, por lo visto, apestaba y contagiaba a los que se le acercaban.

Pero nos podemos conformar si echamos un vistazo a lo que está sucediendo en
Convergencia y Unió. Todos sabemos de siempre que el argonés afincado en
Barcelona, señor Durán y Lleida, siempre ha tenido la ambición de llegar a
ser ministro en el gobierno español. Pretende disimularlo, pero es tan
notoria su afición por los cargos públicos que todos, en Catalunya, están
enterados de ello. Bien, pues con motivo de las próximas elecciones
generales no se ha podido contener y ante la eventualidad de quedar
descabalgado del primer puesto de la coalición en las listas electorales,
ha reaccionado como mula resabiada y le ha lanzado un par de suculentas
coces al señor Mas para llamarlo al orden. Tan fuerte ha sido la coceadura
que hasta ha tenido que intervenir el señor Pujol para poner orden en el
gallinero. Que les voy a decir, un espectáculo bochornoso de envidias,
ambiciones y descerebrados empeñados en acabar con el partido.

En cualquier caso, como sea que mal de muchos, consuelo de tontos; si
buscamos en los mismos entresijos de los izquierdistas de ERC, los
independentistas catalanes, veremos que tampoco entre ellos todo son todo
'flos y violas' como se dice en catalán para indicar una situación de máxima
bonanza. El afán de protagonismo de algunos de sus miembros, apenas oculto
bajo una liviana capa de cortesía, parece que ha aflorado en el, hasta
ahora, oasis del señor Carod Rovira – por cierto, se corren rumores de que
los de Zapatero le han encargado nuevos contactos con ETA ¿será verdad? –.
Una especie de guerrilla que se dedica a poner palos en las ruedas del
partido. El señor Puigcercós, convertido de izquierdista y extremista
Independentista del Paisos Catalans en caballero de corbata en cuello y
trajes a le derniere cri , como les suele suceder a tantos catalanes que se
acostumbran a la vida en la Corte y Villa madrileña, parece que le ha tomado
el gusto a la buena vida y, con toda seguridad, debe de haber pensado que ¿
por qué ser número dos si puede ser número uno? Es más alto, es más
corpulento y es más guapo que su jefe de filas, sólo falta ver si también es
más inteligente y se acaba llevando el gato al agua o, por el contrario,
quien se lo lleva es el ladino y taimado Carot. En todo caso un espectáculo
deprimente para la parroquia que los vota.

Y con estos mimbres ha de tejer la cesta de la gobernabilidad el señor
Montilla que, por si fuera poco, se ve obligado a enfrentarse con su propio
partido para intentar activar el asunto del Estatut que no parece que, de
momento, sea una cuestión prioritaria para su jefe de filas, señor Zapatero.
El pobre hombre, tan limitado en luces intelectuales, ha de bregar con un
“cap” de Interior, el señor Saura, a quien le ha tocado la china de mantener
el orden público cuando, en su fuero interno, está más de parte de los
antisistema y de los okupas que de la policía que tiene bajo su mando. Los
muchachos del orden se le han rebrincado cuando, unos videos mal
intencionados, han puesto al descubierto algunas palizas sádicas a detenidos
en las comisarías. El hecho de que en el cuerpo de polícia existan algunos
descerebrados que disfrutan con estas cosas no significa que todo el cuerpo
sea de la misma calaña; pero llueve sobre mojado porque la pareja Saura y
Mayol son unos rebeldes comunistas encorsetados, por la fuerza de las
circunstancias, dentro de un Estado de Derecho en el que se encuentran como
un pulpo en un gallinero.
Con este panorama comprenderán ustedes que pedirles a los ciudadanos que
acudamos a votar y que depositemos la confianza en un partido determinado,
es algo así como pedirnos que nos lancemos al agua sin saber nadar. Después
de un mes de las elecciones el gobierno de Catalunya todavía está pendiente
de los dimes y diretes que se dan entre los partidos y lo que todavía
resulta peor, de las luchas intestinas dentro de sus militantes y,
entretando, ¿quién se ocupa de gobernar? ¡nadie! ¡Viva la Virgen y la
democracia!
Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris