Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los toros, una fiesta catalana

Carmen M. Maciá (Barcelona)
Redacción
domingo, 24 de junio de 2007, 15:04 h (CET)
Como se ha visto con la reciente corrida de José Tomás, el nacionalismo catalán intenta siempre transmitir la idea de que los toros son un elemento extraño a Cataluña. Craso error.

Aunque a algunos les pueda sorprender, antes de que se celebraran corridas de toros en Andalucía, ya se celebraban en Cataluña. Por toda la geografía de la Cataluña interior abundan localidades con tradición taurina como Olot, Vic, Cardona, Ripoll o Camprodon, la mayoría de las cuales tienen plaza de toros. Y hace más de 600 años las máximas autoridades catalanas, los Condes de Barcelona, ya organizaban festejos taurinos. Sin embargo, el nacionalismo ha optado por ocultar y hostigar una tradición tan arraigada en Cataluña por el mero hecho de tratarse de una expresión evidente de una cultura común compartida con el resto de España.

Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris