Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

'Contra Bush', de Carlos Fuentes

Gabriel Ruiz-Ortega
Gabriel Ruiz-Ortega
jueves, 1 de noviembre de 2007, 07:51 h (CET)
Indefectiblemente, Carlos Fuentes es una de las voces mayores en castellano hoy en día. Como sabemos, este mexicano fue uno de los más preclaros integrantes del Boom latinoamericano, en su haber tiene más de una veintena de libros que jamás han pasado desapercibidos. Por ello, siempre será más que interesante conocer lo que escribe, aunque, en este caso, “Contra Bush” no esté en el terreno de la ficción. Pues bien, como se imaginarán, el tema central de este libro recopilatorio no es otro que el nefasto y oligofrénico mandamás de la mayor potencia del planeta, George Bush.

Ni bien nos adentramos en estos artículos –los cuales se leen de un tirón- notamos la nostalgia de Fuentes por Bill Clinton, quien para él ha sido uno de los más grandes estadistas que ha tenido Estados Unidos en toda su historia democrática. Pues bien, hay que tener en cuenta que “Contra Bush” fue escrito antes de las elecciones presidenciales acaecidas en 2004. Por lo tanto, ¿qué es lo que me lleva a hablar de un libro que es refutado ante la luz de los resultados?, bien fácil, lo que siempre me ha seducido: la capacidad de argumentación. En esta parcela es donde podemos conocer lo que hay racionalmente en la mente de un fabulador canónico como Fuentes. Y los resultados y la experiencia de esta lectura sí son provechosos, pese a que algunos postulados no se suscriban a lo que uno pueda pensar. Fuentes realiza lo que pocos se atreven hacer –y con mayor razón cuando se habla de justicia social y lucha contra la marginación, tópicos muy caros en poseros de izquierda-, y ello se sustenta en una posición crítica amparada en una actitud ética. El mexicano no cae en ningún momento en la inconsecuencia, he allí, a mi entender, la validez de este libro. Absolutamente nadie se salva de sus dardos sustentados, ni siquiera el gorila con metralleta que funge de presidente (o mejor dicho dictador) en Venezuela, de quien acertadamente dice que cada vez que lo escucha, se da cuenta de lo que ese remedo barato de Bolívar tiene en la cabeza: pura basura.

Estos artículos están muy lejos de ser una clase de recopilación de quejas, si bien es cierto que socavan la doble moral de Bush y sus secuaces, siempre, con mucho talento e ingenio, termina ofreciendo una solución ante los problemas analizados. Por ejemplo: la mejor lucha contra el terrorismo no es a través de una fuerza de choque similar a la de los agresores, aunque muchas veces su ejecución es inevitable; sino que la vía contra este flagelo del siglo XXI es el enfrentamiento frontal contra la pobreza y la falta de una buena educación. Una sociedad con igualdades y cultivada será difícilmente presa del discurso trasnochado de los grupos terroristas, puesto que guste o no, toda manifestación terrorista se sustenta en las desigualdades que sufren sociedades oprimidas, y si se empieza a atacar esas columnas en las que se apoyan esas ideologías, pues es un hecho (o casi) que el número de simpatizantes mengue en función de la preservación del estado democrático en el que estos potenciales simpatizantes viven. Puede sonar iluso, pero no pocas veces, el alcanzar objetivos generales de bienestar no solo dependen de una intención romántica, sino de la voluntad de los llamados a ejecutarla.

La doble moral de Bush y sus payasos es expuesta con bastante ironía por el mexicano, lo bueno es que él no cae en las invectivas ya conocidas en torno al texano: estupidez, cobardía, mentira, afán de poder, fanático religioso, etc. Por el contrario, sus críticas tienen como objetivo las maniobras de aquel gobierno que han terminado por desnudar lo que es dicha administración: un petrogobierno. Como dije, Fuentes no se presta a los aneuronados discursos anti-Bush que se regodean en sus ya evidentes carencias intelectuales y morales, si él se hubiera inclinado por ello, lo más probable es que haya caído en un nivel del que siempre, en toda su carrera literaria, ha huído: la incultura. Sin embargo, en algunos (poquísimos) artículos no puede dejar de ser beligerante y adjetival, como tampoco puede evitar una falta de precisión si es que hubiese optado por no caer en la proyección profética que muchas veces seduce a todos los intelectuales. En el artículo “El peor presidente” Fuentes patina, y patina bien al aseverar que George Bush no será reelegido presidente y que Estados Unidos volverá a la senda de prosperidad dejada por Bill Clinton con John Kerry. Como sabemos, Bush aplastó al candidato demócrata en las elecciones de 2004. Este artículo, de hecho que sí, quita un poco de peso a todo el alarde de argumentación erudita que el libro exuda, aún así, este se sostiene solo, avanza con fuerza, y su lectura puede llegar a ser muy provechosa.

“Contra Bush” no nos muestra al mejor Fuentes, ni hablar. Empero, sí nos permite conocer, en algo, la gran autoridad moral de un gran intelectual que no se refocila en la contemplación, sino que hace de la reflexión y la denuncia sustentada sus armas de combate ante un mundo cada vez más alejado del pensamiento y la autocrítica.

Noticias relacionadas

Huso publica "La mujer moderna y sus derechos", la Biblia del feminismo español

La investigadora Mercedes Gómez Blesa conversará con la magistrada María Luisa Balaguer en la presentación

El insensato

Un microrelato de Esther Videgain

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris