Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta a Luciano Sabatini

Víctor Navas
Redacción
sábado, 23 de junio de 2007, 09:48 h (CET)
Este comentario va dirigido a Luciano Sabatini por su artículo "Precaución, amigo campeón". Pude disfrutar de toda la temporada del Real Madrid y puedo destacar que donde Queiroz, Camacho, García Remón, etc. fracasaron, Capello ha conseguido el éxito. El Madrid en los últimos 3 años entró en una apatía muy fuerte. De ser el escudo madridista una razón de peso para dejarlo todo en el campo, pasó a ser una gran presión y un motivo de muchas inseguridades en los jugadores de esa plantilla. Ni Zidane, ni Figo, ni Ronaldo, ni Beckham, que hoy en día es otro jugador, quizás el mismo de siempre, pudieron hacer su futbol en ese Madrid. Capello cuando llegó se encontró con ese equipo, se encontró con una prensa que no perdona, con una afición que exije que los jugadores den el máximo en todos los partidos, ni entiende que los que están ahí jugando, son personas también, y pasan por los mismos altibajos que cualquier otro. Soportó las arremetidas de todos los críticos y quizás por su propia terquedad, logró superar todo eso y llevar al equipo a ser campeón de liga nuevamente.

Doce partidos antes que terminara la liga, el Presidente Ramón Calderón hizo una profecía, dijo "en los próximos 12 partidos tendremos que ganar 10 y empatar 2 para llevarnos el título, con eso alcanzaremos los 76 puntos que serán suficientes", tal y como lo dijo el Presidente sucedió, pero lo que quiero destacar de todo eso es que de esos 12 partidos, alrededor de 8 partidos fueron ganados gracias a los cambios de Capello, bien sea por pases o goles que los jugadores de cambio realizaron. Para mí eso tiene muchisimo mérito, porque sí es verdad que el entrenador no es quien juega los partidos, ni quien realiza los pases o los goles, pero si es quien debe conocer a sus jugadores y saber quien esta en condiciones de ser el revulsivo para darle vueltas al marcador. En ese ámbito a Capello hay que darle todos los méritos.

Soy amante del futbol espectáculo, y bastante me ha costado asimilar que también se gana sin brillar y en las manos de la táctica, como lo hizo Grecia en la Eurocopa 2004, Italia en el Mundial 2006, entre otros.

Este es el futbol moderno y si quieren que el Madrid vuelva a brillar con su futbol, pues traigan a uno o dos Crack, dejen a Capello que ha logrado entender a la plantilla y denle chance a que el futbol espectáculo florezca por si solo.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris