Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   PRIMERA DIVISIÓN-JORNADA 38   -   Sección:   Fútbol

La Liga se tiñe de blanco (3-1)

El Madrid se proclama campeón tras culminar una nueva remontada ante el Mallorca
Redacción
lunes, 18 de junio de 2007, 02:06 h (CET)
Los madridistas alcanzaron su trigésimo campeonato tras superar en el Bernabéu a un conjunto balear bien organizado. La entrada de Reyes y Guti resultó primorosa para el desenlace final del choque y doblegar el tanto inicial de Varela. Diarrá y Reyes, con dos tantos, fulminaron las esperanzas azulgranas de Liga a diez minutos de la conclusión.

FICHA TÉCNICA
3- Real Madrid: Casillas (1), Salgado (3), Sergio Ramos (2), Cannavaro (2), Roberto Carlos (1), Diarrá (2), Emerson (1), Beckham (1), Robinho (2), Van Nistelrooy (1), Raúl (1)
1- Real Mallorca: Moyá (1), Héctor (1), Ballesteros (2), Nunes (1), Navarro (1), Pereyra (2), Basinas (2), Jonás Gutiérrez (2), Varela (3), Arango (2), Víctor (2)
Cambios : En el equipo local Higuaín (2) entró por Van Nistelrooy (31’), Guti (2) por Emerson (46’) y Reyes (3) por Beckham (65’). Por los visitantes jugaron Ramis (1) por Nunes (35’), Maxi López (1) por Víctor (66’) y Trejo (1) por Pereyra (89’).
Goles: 0-1 Varela, min 13 bate en el mano a mano a Casillas; 1-1 Reyes, min 67 culmina una jugada de Higuaín. 2-1, Diarrá, min 80 remate de cabeza tras saque de esquina; 3-1 Reyes, min 83 de tiro colocado desde la frontal.
Árbitro: Muñiz Fernández (Colegio Asturiano) (2). Amonestó en los locales a Roberto Carlos (59´), Guti (67’), Reyes (69’) y Salgado (85’). Mientras que en el cuadro visitante se llevaron la cartulina amarilla Varela (18’), Jonás (27’), Víctor (60’) y Maxi López (81’). Incidencias: Lleno, a rebosar. 80.000 espectadores en el estadio Santiago Bernabéu. Terreno de juego en buenas condiciones.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El Real Madrid acaba con su sequía de cuatro años sin títulos.
Los madridistas consiguieron su trigésimo título de Liga tras superar una crisis deportiva e institucional que se encaminaba hacia el cuarto año.

Lo peor: El sufrimiento y agonía de los aficionados merengues en cada partido.
Los aficionados madridistas tienen un corazón a prueba de infartos. Los partidos de su equipo desprenden intensas emociones en los instantes finales y casi siempre tienen que remontar ante sus adversarios.
El dato: Beckham y Roberto Carlos jugaron su último partido como madridistas.
El brasileño pone fin a once años de blanco, y jugará en Turquía durante las próximas tres temporadas. Por su parte, el inglés, llegó al club blanco hace ya casi un lustro, y pone rumbo hacia las Américas. Ambos con el campeonato en el bolsillo.
Pablo Primo / Enviado especial al Santiago Bernabéu

El Madrid no necesitó de excelencias para conquistar su trigésimo campeonato y culminar la remontada. Con un nuevo cursillo de raza y fe doblegaron al Mallorca y pasaron del abatimiento al júbilo a pocos minutos del final. Dos goles de Reyes y otro de Diarrá superaron el tanto del mallorquinista Varela.

El resumen de todo el campeonato se plasmó en su epílogo. Poco fútbol, pero mucha fuerza, empuje y eficacia. Aunque también la suerte de los campeones. Un memorable Reyes se puso el disfraz de salvador para llevar a los suyos a la Cibeles. La resolución hizo aún más grande la leyenda de este Madrid de Capello, empeñado en superar las adversidades al precio que sea.

Espectacular el ambiente en Chamartín para intentar acabar con la sequía de títulos del conjunto blanco. Oportunidad inmejorable para finalizar con el campeonato en su bolsillo, en casa y ante su afición. Máxima confianza de la parroquia merengue que recibiría la declaración de intenciones de los baleares al minuto de juego.

Un pase de tiralíneas de Basinas hacia Arango, y el venezolano mandó el esférico al palo. Mejor posicionados los visitantes con la telaraña montada en la zona ancha por Manzano, se decidieron a dejar su tarjeta de visita. Una diagonal de Varela desde la izquierda le dejó solo ante Casillas. El extremo batió con facilidad al guardameta blanco.

El Madrid debía remontar. No fue una novedad porque los blancos están acostumbrados a estos menesteres, y sobre todo en hacer sufrir a su hinchada. Pero el problema lo tenía en la salida de balón. Los locales tenían colapsado su sistema circulatorio, y la pareja Emerson-Diarrá no tuvo la suficiente claridad de ideas. Y como a perro flaco todo son pulgas, Van Nistelrooy, el máximo goleador del campeonato, tuvo que retirarse con una lesión muscular. Higuaín, el relevo, aunque sin el olfato del holandés.

La primera mitad se diluyó con los balones largos de Beckham y las galopadas de Robinho, pero sin ningún disparo convincente a la portería de un intranquilo Moyá. Mientras, los bermellones hicieron su trabajo basado en la solidez defensiva y las internadas de Arango y Jonás. Un quebradero de cabeza para los costados madridistas y para la cabeza de Capello. El técnico italiano tenía que estrujarse los sesos para buscar soluciones al bochornoso primer acto de los suyos.

Guti y Reyes al rescate
La medicina habitual tras los intermedios. El mediocentro intentó bajar el balón al prado, pero si cabe los nervios atenazaron a los locales y el envite se convirtió en un partido de tenis. Una bola acabó en los pies de Varela, aunque esta vez perdonó la sentencia de los blancos.

Beckham mandó el enésimo balón al área bermellona, uno de ellos se estrelló en la cruceta. Basinas y Pereyra disfrutaron de la pelota y movieron a los suyos con su magnífica batuta. Hasta que entró Reyes. La mano de Capello en los cambios tuvo sus efectos habituales. Se pasó del guante blanco de Beckham, despedida incluída, al desborde de Reyes.

Como si de magia se tratase, una aureola cubrió el Bernabéu y envolvió a los jugadores blancos para llevárselos hacia la Liga. Cambio radical. La salida de Reyes contagió a Higuaín. El argentino practicó sus mejores minutos sobre el césped, creó una jugada de la nada en el área y cedió el balón al utrerano para que lo empujase a la red. El milagro pareció factible.

Con más corazón que cabeza, el Madrid empujó mientras el Mallorca se evaporó del terreno de juego. Las plegarias iniciales de Diarrá surtieron efecto, y el africano remató en un saque de esquina la segunda asistencia de Higuaín. Delirio blanco a diez minutos del cierre de la temporada. Superaron la presión del instante culminante: la serenidad para enfrentarse al partido más importante y peligroso.

El broche final lo puso nuevamente Reyes. Colocó un balón muerto en la frontal bermellona lejos del alcance de Moyá. El Madrid había tumbado en la lona al Mallorca con tres golpes certeros. Todos tiraron para adelante y jugaron en quinta marcha, sin reservas, metiendo cualquier parte del cuerpo para llevarse un balón dividido. Así fueron los históricos minutos finales en Chamartín.

Mención especial para Beckham y Roberto Carlos que dejan el Madrid con un nuevo campeonato, y para Capello. Su fútbol nunca enamorará a los puristas del toque y el adorno, pero este Madrid del italiano siempre ofrece unos mínimos que merece entrar en todas las quinielas de favoritos, no lo puede dudar nadie, ni siquiera los más críticos con su filosofía del fútbol. Esté como esté, es fiel a un estilo, reconocible, virtud incuestionable. Jamás podrá divertir como el Barça de Rikjaard, pero su fútbol también es arte. Más rudo y menos ingenioso, sin otra fuente de inspiración que la practicidad.


SALA DE PRENSA
Fabio Capello (entrenador Real Madrid)

"Estoy feliz. Quiero seguir pero la decisión de que yo siga es del presidente, debéis hablar con él” “La victoria de hoy es de mucho sufrimiento, pero para ganar hay que sufrir. Pero estoy muy contento”
Gregorio Manzano (entrenador Real Mallorca)

"Ha jugado el Mallorca una gran primera parte, dejando apenas ocasiones al rival y aprovechando los espacios a la contra, así ha llegado el primer gol. Es una lástima no haber aprovechado las ocasiones, ellos sí lo hicieron con las suyas y son merecidos campeones de Liga".


Noticias relacionadas

Griezmann: "No me arrepiento de haberme quedado en el Atlético"

Contento con su rendimiento pese a las dificultades de marcar

El Eibar pasa por encima del Betis y recupera la sonrisa ganando dos meses después

Los andaluces son novenos

El FC Barcelona recurrirá las tarjetas amarillas de Piqué y Luis Suárez

El barcelonés suma cinco tarjetas esta temporada

El Valencia no afloja antes del Barça y Las Palmas se queda colista

El Málaga remonta al Depor

El derbi del sopor (0-0)

El Barça se distancia de rojiblancos y merengues
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris