Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Los quesitos y las uvas electorales

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
lunes, 18 de junio de 2007, 10:37 h (CET)
Mucho se habla de la reforma de la ley electoral después de las elecciones, y la perversión del poner en funcionamiento la manivela y el rodillo del pacto y la componenda. La doble vuelta es una buena fórmula para que los ciudadanos decidan quien les va a presidir públicamente, en los gobiernos centrales, autonómicos y locales.

Las listas abiertas es una de las formas que eliminan barreras entre el electo de partido y los electores, que deberá siempre ser fiel a sus votantes con sus promesas. De proporción electoral se habla poco, y es aquella que las porciones de la tarta representativa de gobierno van en función de su peso electoral. Si un ayuntamiento tiene diez concejalías, por qué no van a estar representados ese diez por ciento de ciudadanos en una concejalía que aritméticamente le correspondería. Ni una mayoría absoluta debe dejar al resto sólo ser oposición, ni ser oposición al que estando al borde de ella ve como gobiernan con pactos todos los demás. ¿No sería ese un ejemplo de pluralidad y diversidad de los ciudadanos con representación política?. Las porciones del quesito deberían ser para todos, ya que representan al pueblo. No para uniones del ciego y el lazarillo de la novel picaresca, en la que el invidente sabía que su pupilo comía uvas de tres en tres al no protestar por él hacerlo de dos en dos. Concejalías de dos en dos, consejerías de tres en tres, que más dan si son uvas o quesitos.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris