Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El rebaño humano

Pedro Serrano (Valladolid)
Redacción
domingo, 17 de junio de 2007, 15:02 h (CET)
Los humanos somos seres gregarios y gustamos de pertenecer al rebaño, a la manada. Nos concentramos y agrupamos tanto en lo físico, como en lo intelectual y espiritual:

Familias, pueblos, ciudades, naciones, asociaciones, ideologías, religiones… Y estamos dispuestos a matarnos, si fuera necesario, por defender los intereses o las ideas del grupo propio. Seguramente sea el instinto de supervivencia el que nos agrupe y nos socialice para hacer frente a los miedos, a los peligros y a las adversidades.

Pero, este instinto de asociación, a pesar de tener grandes ventajas para el individuo y la colectividad, tampoco está exento de peligros. Y es que el grupo también asfixia, limita y restringe la libertad individual para pensar y actuar y, por tanto, aborrega. El individuo, escudándose en la verdad protectora del grupo y, arrastrado por éste, agacha la cabeza entre el rebaño compacto y no dudará en precipitarse al abismo si los demás también lo hacen. Y, precisamente, esto es lo que nos puede ocurrir al moderno rebaño consumidor, al rebaño cada vez más globalizado, a la voraz y depredadora manada que habitamos en las sociedades desarrolladas y opulentas.

Estamos inmersos en un grave problema medioambiental, en una destrucción de la naturaleza sin precedentes. Todos hablamos y hablamos, los que gobiernan el mundo hacen cumbres y tratados, y todos coincidimos en que hay que hacer algo urgente, pero apenas hemos tomado medidas para abordar la cuestión. Mientras, el tiempo pasa y el problema aumenta. ¿Será capaz el rebaño humano de cambiar el rumbo que nos conduce hacia el precipicio? ¿Llegará la catástrofe y nos pillará discutiendo sobre como evitarla?

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris