Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Educación para la ciudadanía

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
domingo, 17 de junio de 2007, 15:02 h (CET)
Es necesario difundir a nivel popular y cuanto antes, por qué tal asignatura, que la ministra de Educación quiere imponer como obligatoria para todos los alumnos, sine qua non puedan acceder a la titulación los que se nieguen a cursarla.

Razones por las que puede y debe ser recusada y objetada:

1-Los padres tienen el derecho prioritario, anterior al Estado, de decidir la clase de educación moral y religiosa que desean para sus hijos.

2-La función del Estado es subsidiaria, supletoria y no puede suplir a los padres.

3-La objeción de conciencia es un derecho constitucional que puede y debe ejercer cualquier ciudadano.

4-La imposición de una asignatura con amenazas y sanciones, es propio de un estado totalitario, de un Gobierno sectario y de una dictadura.

5- El ideólogo escogido, autor del contenido de tal asignatura, José A. Marina es un agnóstico confeso y declarado, que se opone a todo lo cristiano.

6- La asignatura es una invasión y colonización ideológica del partido socialista.

7 -Son millares de padres los que ya han objetado tal asignatura para sus hijos.

8-El contenido es incompatible y contrario a los principios y moral católica.

9-Decenas de colegio concertados, se han opuesto ya a impartir tal asignatura

10-Papá Estado ya adoctrina a los niños por todos los medios a su alcance.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris