Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Los planes ocultos de Zapatero

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 17 de junio de 2007, 06:48 h (CET)
Señores estoy intrigado. Se esboza en lontananza una nueva jugada del señor Zapatero. Aparentemente el señor Presidente se ha replegado, como hacían los romanos, a sus “cuarteles de invierno” para dejar pasar los meses de frio y tormentas antes de reiniciar su batalla, que será para intentar recobrar el prestigio perdido con el plante de ETA y buscar recuperar los votos cedidos en tan desgraciada operación. Digo desgraciada naturalmente para él y su partido, porque si queremos referirnos a ETA le ha salido bordada; y mejor le irá si, en los dos días que quedan antes de que tomen posesión los etarras de sus cargos electorales, la fiscalía no insta la suspensión de la toma de posesión, en tanto se sustancia un procedimiento de ilegalización. Poco tiempo y, me temo, que poco interés por parte del Gobierno y el Fiscal General para meterse en tal berenjenal.

Nadie me va a sacar de la cabeza poner en cuarentena la idea de que, los negociadores del Gobierno y del PNV, se hayan ido de vacaciones y que las negociaciones estén en punto muerto. No es propio del “talante” del señor Zapatero quedarse quieto mientras vea un ápice de luz al final del túnel. Lo probable es que esté intentando apaciguar a la ciudadanía mostrándose conciliador con el PP, dejando que la de la Vogue de algún zarpazo de su cosecha y obligando al Pepiño Blanco a que se modere un poco, para no hacer saltar la chispa de la sospecha en el PP. Entretanto, desde las alcantarillas del poder, bajo la supervisión del Rasputín del PSOE, señor Rubalcaba, se moveran todos los hilos precisos para parar a ETA y pedirle, si hace falta de rodillas, que no maten a nadie y que tengan paciencia que, con el tiempo y una caña, acaba por picar la presa. Sabe Rodriguez Zapatero que si no consigue aplacar a la ETA y conducirla de nuevo por el camino de la negociación, pueden ponérsele feas las cosas de cara a los siguientes comicios y, para ello, se ha reunido con todos los partidos que le han servido de soporte con el fin de prometerles el oro y el moro bajo la excusa de buscar su apoyo para luchar contra la ETA. Si, señores, estoy convencido de que, Zapatero, sabe que es muy probable que le gane en votos el PP, pero también sabe que si no gana por mayoría absoluta ( cosa poco probable) y él consigue meterse en el bolsillo a CIU, el PNV, IU, ERC y Coalición Canaria puede ser que pueda hacerse con el poder. Entonces estará en condiciones, con toda una legislatura por delante, de ofrecerles a ETA lo que piden, o sea, una semiindependencia y la anexión de Navarra.

¿No les parece a ustedes extraño que el Tribunal Constitucional pase meses y meses y todavía no se haya pronunciado sobre la legalidad del Estatut catalán?. No se olviden de quien parte el bacalao en el Alto Tribunal es la presidenta María Emilia Casas, esposa de un magistrado que hizo un informe para la Generalitat, y que, esta señora, es de tendencias socialistas, es decir adicta a Zapatero y su gobierno; por lo que no es extraño que se den largas a la revisión del articulado del Estatut porque no hay prisa ninguna en hacerlo y conviene esperar para dictar la oportuna resolución cuando hayan pasado las elecciones. Todo está calculado para que, si Zapatero ganase los próximos comicios, los catalanes recibieran, como premio a su fidelidad, el Estatut, con unos ligeros retoques sin importancia, que permitieran salvar la cara al TC y, al mismo tiempo, pudieran ser aceptados por los nacionalistas catalanes. Con ello el señor Presidente lograría cerrar el ciclo que lleva proyectando desde que, de carambola, se hizo con el poder.

Un PP derrotado nuevamente, con la crisis interna que ello supondría. Los Gallardón y compañía a la gresca con los que pretendieran mantener los principìos del partido; todo ello con el consiguiente desencanto y desconcierto de sus bases, que quizá decidieran escindirse para acogerse a nuevas opciones tadavía no consolidadas. El terreno ideal para que los socialistas, comandados por Zapatero, se hicieran con el poder absoluto y, en consecuencia, pudieran llevar a cabo los cambios constitucionales que, con un PP unido, saben que nunca podrán alcanzar. Apoyados por los nacionalistas no tardarían en convertir a España en una federación de pequeñas “naciones” independientes, capaces de imponer a sus ciudadanos sus propias leyes, enseñanza, idioma e impuestos; arrancando de cuajo cualquier resto de solidaridad que pudiera haber entre las más ricas y las menos favorecidas.

Este ha sido el plan del señor Zapatero desde siempre. Su obsesión. Si Dios no lo remedia este será el que los ciudadanos nos deberemos tragar si, desde las alturas del PP, se limitan a defenderse sin que, ni por una sola vez, se atrevan a presentar una batalla clara y eficaz, basada en todas las incongruencias que han cometido, con cierta impunidad – todo hay que decirlo –, las huestes socialistas. No me cansaré de repetir que con las ambiciones, nunca ocultadas, de Gallardón; el pasotismo de Arenas y las maniobras rastreras e incomprensibles de Piqué, en Cataluña; el partido del señor Rajoy no va más que directo al desastre. Me duele decirlo,pero si no se afronta, desde Génova, que la gran mayoría de españoles que votamos al PP, no podemos entender la blandura de nuestro presidente; las numerosas ocasiones en las que Zapatero se lo ha llevado al huerto y su incomprensible candidez en según que cuestiones de Estado; me temo que estamos condenados al desaste y, con él, al desmembramiento de España y a su conversión en el modelo de nación que propugnan los Chávez, Morales y Correa, o sea: el retorno al frentepopulismo comunista; al sistema soviético de la dictadura.

Noticias relacionadas

Claves de la permanencia en el Poder de Rajoy

¿La esperanza está en la Red?

Atentados anónimos

La mezquita de Bir al Abed ha padecido los crímenes del islamismo radical

Mantenimiento

Militar jubilado

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

A cada uno lo suyo

"A cadascun el seu"
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris