Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La parte por el todo   -   Sección:   Opinión

El orden de los factores

Óscar Arce Ruiz
Óscar Arce
domingo, 17 de junio de 2007, 06:48 h (CET)
El en diálogo ‘Protágoras’ de Platón, Hipócrates -joven amigo de Sócrates- acude a visitarle para que éste le lleve ante Protágoras, al cual demanda como maestro. Cabe decir que los métodos de éste -sofista- no son muy apreciados por Sócrates.

Por esto, antes de dirigirse a la casa donde se hospeda Protágoras, Sócrates le propone a Hipócrates dos preguntas para asegurarse de la idoneidad del sofista como maestro. Las preguntas pretenden descubrir a quién quiere el joven encontrar y qué quiere conseguir con ello.

Porque si quisiera escuchar las enseñanzas de Hipócrates de Cos (considerado fundador de la medicina griega), sería éste tomado en cuenta en calidad de médico y el alumno buscaría convertirse en médico.

Igualmente sabríamos responder a ambas cuestiones si es un escultor o un músico a quien queremos atender.

Entonces Sócrates interroga a su amigo sobre quién es Protágoras y en qué quiere aquél convertirse por la influencia de éste. Hipócrates debe responder ‘sofista’ en ambas ocasiones. Lo hace avergonzado, pues el término debía tener un cierto sentido peyorativo en la época.

Sócrates vuelve a preguntar sobre una cuestión más profunda. El tema ahora es si realmente el joven sabe qué es un sofista. “El hombre entendido en cosas sabias”, dice. Esto da pie a que se reanude la indagación.

Un pintor es entendido en cosas sabias relacionadas con la producción de pinturas. ¿En qué tipo de cosas sabias es entendido un sofista? “En la habilidad para hablar”. Pero no es suficiente: un pintor tiene habilidad para hablar sobre lo que sabe, sobre lo relacionado a la pintura.

El sofista debe saber de algo para poder tener la habilidad de hablar competentemente sobre algo. Sino, la competencia se vislumbra como oratoria solvente, aunque opiniones generales que se adquieren por estar sometido a tal o cual cultura. Nada que precise la orientación de un maestro adecuado.

En este momento, Hipócrates no sabe qué responder.

Y es que se tiende a considerar como relevante la opinión de alguien dialécticamente acertado, aunque no sepamos exactamente de qué asuntos puede hablar con propiedad.

Creo que es por eso que en las últimas ediciones de concursos que precisan de jurado, se ha hecho un sitio el juez del estilo de Risto Mejide. A saber, ese miembro del jurado que expresa opiniones de manera hiriente y llamativa.

Sus sentencias en muchas ocasiones dejan de ser absolutamente profesionales y se convierten en opiniones gratuitas, porque sí. Parece que a veces se dejan llevar por sus prejuicios o sus gustos y mantienen posturas parciales desatendiendo a por qué están ocupando el puesto que ocupan.

Las voces partidarias de Mejide, lo eran porque decía aquello que todos pensábamos pero nadie de dentro del programa osaba decir. El problema es que él no estaba en el jurado en calidad de ‘persona de la calle’.

Los descendientes mediáticos del inquisidor de Operación Triunfo se apuntan a la opción de expresarse libremente como cualquier persona, como lo sienten; cosa que, claro, cualquier persona es capaz de hacer.

El joven Hipócrates vuelve a quedarse sin palabras.

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris