Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

ETA no da la hora

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 14 de junio de 2007, 23:05 h (CET)
Miren ustedes, España no mejora, no cambia, sigue con sus vicios de siempre. Una prueba de ello es el comunicado de ETA anunciando el final del alto el fuego. Con retraso, con cinco meses de retraso nos llega la notificación. O sea, que volvemos a la España impuntual de toda la vida, el país menos europeo de toda Europa, va a ser verdad que África empieza en los Pirineos. Y vuelva usted mañana, señor Larra.

Porque uno de los más negros y punzantes vicios de España, uno de los que nos hacen menos europeos, uno de los que yo más rechazo es la falta de puntualidad. La falta de puntualidad es falta de seriedad, falta de formalidad. Y de alguien así no se puede uno fiar. Y ETA se pone en comunicación con nosotros con cinco meses de retraso. ¿Cómo se puede anunciar algo con cinco meses de retraso? No tenemos remedio.

Y además... ¿para anunciar qué...? Miren, yo sé que Zapatero necesitaba que se lo dijeran así de clarito y por escrito, en eso no les pongo pegas a los señores de ETA. ¿Pero acaso el resto de los españoles no sabíamos ya dónde estábamos? Señores míos, que no nos chupamos el dedo, que los medios de comunicación ya llevaban meses diciéndonos que antes de la tregua habían robado 4.000 kilos de clorato sódico y 1.280 de polvo de aluminio, además de 18 coches en Francia. Todos sabíamos que era para “preparar” la paz, claro.

En realidad sólo había un español que no lo sabía, supongo que para él el comunicado era necesario, para los demás no ha habido novedad. Es que pensamos. Pensamos y, cuando vemos que durante la “tregua” ETA roba 31 coches y 350 pistolas, sacamos conclusiones lógicas. Todos los españoles menos uno. Menos unos pocos, quiero decir.

Menos unos pocos que, interesadamente, se empeñaban en no entender que los zulos con sustancias para fabricar explosivos hallados en diciembre eran precursores de lo que iba a pasar ese mismo mes en Barajas. Con lo de Barajas los aludidos españoles pensantes, aquellos que no buscamos tres pies al gato para justificar una postura predeterminada, ya no necesitábamos ningún tipo de comunicados. En esa ocasión ETA ya se comunicó con bastante claridad, casi parecían mediums, ésos que se comunican.... a través de muertos. Hace cinco meses.

Si algunos se empeñaron en no entenderlo es porque estaban comprometidos en mantenerse en los mundos de Yupi, había que mantener la ficción como fuera, ya se sabe que the show must go on. La prensa aduladora, pelota y fan que apoyaba esta postura sabrá por qué lo hizo, qué razones tuvo para desoír tan sonoras razones, qué necesidad tenía de halagar a quienes no veían lo que todos los demás españoles veíamos, por ejemplo, cuando se detenían etarras que iban a Valencia a obtener información. Información para la paz, ya. O cuando se detenía al comando Donosti. Otro comando para la paz, como Otegui. Estoy convencido de que el comunicado de antesdeayer sobraba para todos los españoles. Menos para uno, que lo necesitaba para saber lo que estaba pasando. Aunque fuese con cinco meses de retraso. Retrasado.

Me disgusta que España no mejore, no cambie, siga con sus anacrónicos vicios de siempre. Una prueba de ello es ETA. ETA es un anacronismo español, muy español. Aunque les joda.

Precisamente porque les jode.

Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris