Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Versión callejera

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 13 de junio de 2007, 23:21 h (CET)
Ojala tuviésemos más jornadas de Liga como la del pasado fin de semana. Creo que se podría calificar de espectacular. Todos los partidos fueron vibrantes, hubo goleadas, partidos de infarto, finales apoteósicos y sobre todo, muchos nervios. Pero me gustaría destacar dos actuaciones de este fin de semana futbolístico: el plagio de “mano de Dios” y la bajada al campo de La Romareda de Calderón.

Me sorprende la poca trascendencia que ha adquirido el gol con la mano que consiguió Mecí ante el Espanyol, aunque creo que se debe, principalmente a que el Real Madrid sigue líder. Si los blancos estuviesen debajo del Barça en la clasificación, estaríamos hartos de hablar de ello, y hoy yo no estaría escribiendo de esto. Incluso sospecho que si el Real Madrid no consigue la Liga, la mano de Mecí volverá a escena y sino, al tiempo.

El otro asunto de trascendencia y que tampoco ha llegado a ser una cuestión de debate nacional, es la bajada del presidente blanco al césped de La Romareda, una vez concluido el encuentro y debido a que continuaban líderes gracias al gol de Tamudo en Camp Nou. Pensando en la desafortunada acción del presidente blanco, quien me recuerda mucho a un aficionado que tuvo el Barça por presidente justo antes de Laporta, me ha venido a la cabeza cuando hace unos años, el entonces presidente del Valencia Jaime Ortí, se decidió a saltar con los aficionados al terreno de juego de La Rosaleda, al ganar el título de Liga.

He recordado eso, porque en muchos medios nacionales se criticó con muchas ganas, la actitud del ex presidente del Valencia, por creer que los máximos dirigentes de un club de fútbol no pueden actuar como un aficionado cualquiera y menospreciar a los rivales. La diferencia es que en aquél caso, el Valencia ya era campeón del campeonato y ahora todavía falta un partido. Sin embargo, poco se haba de este suceso y me parece que si se critica a uno, al otro también, o al menos eso hacen los periodistas objetivos.

Al final me ha quedado una columna un poco crítica con los blancos y se pensarán que voy contra ellos, pero es que a mi la prepotencia no me va y es algo que a ellos les sobra y lo están demostrando. El próximo domingo sabremos, por fin, quien es nuestro campeón. Y por cierto, el Sevilla lo tiene difícil, pero está a dos puntos que parece que a la gente se le olvida.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris