Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Difícil lo tiene Zapatero

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
miércoles, 13 de junio de 2007, 23:20 h (CET)
Hubo un tiempo, no lejano, en que todo el país entonaba la palabra ‘diálogo’. El ‘diálogo’ era la panacea para solucionar el grave problema del terrorismo etarra. Había que ‘dialogar’ con ETA. Era necesario y urgente. No había más remedio.

Pues bien, en el encuentro entre Zapatero y Rajoy ya no se ha hablado de ‘diálogo’ con el mundo etarra. ¿Qué se hizo de aquella famosa palabra, de cuya magia si alguien dudaba era objeto de todos los anatemas y expulsado del club de ‘nosotros los demócratas’

Ahora, en esta esperada cumbre del presidente del Gobierno y el líder de la Oposición, sólo se ha hablado de ‘derrotar’. De ‘derrotar a ETA’. Se ha sustituido la ambigua expresión ‘proceso’ , tan querida de Zapatero, por la de ‘derrota’, que siempre ha defendido Rajoy. ¿Qué ha pasado?

Algo muy sencillo. Y tan duro como previsible. El ‘proceso’ ha fracasado. El ‘diálogo’ ha terminado. Porque ETA ha dado por acabada su ‘tregua’ y amenaza con volver a matar en cualquier momento. Esta ha sido el triste fin del experimento.

Entonces, ¿ha fracasado Zapatero y ha ganado Rajoy? En cuestión de palabras sí. Porque ‘diálogo’ y ‘proceso’ han sido sustituidos en su reunión por ‘derrotar’. Falta que la realidad confirme que el verbo ‘derrotar’ puede acabar definitivamente con un terrorismo que dura cuarenta años y que, aun que mínima, tenga un respaldo social que lo sitúa en un plano político.

“Es evidente que derrotar a ETA es un objetivo de este Gobierno” (...) “ha sido, es y será derrotar a ETA el objetivo prioritario”, ha declarado a la prensa, al dar cuenta de la reunión Zapatero-Rajoy, la vicepresidenta De la Vega. Por su parte, el líder del PP ha afirmado que “no hay ningún cambio por mi parte. Estoy donde he estado siempre, ofreciendo todo mi apoyo para derrotar al terrorismo y para nada más que derrotar al terrorismo”.

¿Significa esto que hay plena sintonía? En el objetivo final es evidente. Pero no nos precipitemos. Aquí hay, además, una jugada mutua. Zapatero ha conseguido que Rajoy le haya mostrado su “apoyo incondicional” en la lucha para “derrotar” a ETA, pero al mismo tiempo ha pedido al Gobierno que haga todo lo que está en su mano "dentro de la ley".
La pelota está en el tejado del presidente del Gobierno. Aunque los demás le den su apoyo, es él quien deberá ‘derrotar’ a ETA, y dentro de la ley. Si no lo consigue, la derrota será principalmente suya. Como lo ha sido el fracaso del ‘proceso’.
Además, Rajoy ya ha advertido ante la prensa: “No es hora de reproches. Tiempo habrá en su día para pedir responsabilidad a cada cual por las conductas de los últimos años”. Con elecciones generales a la vista, difícil se le plantea a Zapatero la tarea de hacer frente a la violencia etarra y al tiempo aguantar las críticas por lo hecho hasta ahora, que le lloverán, sin duda, durante la larga la campaña electoral.

Y tampoco está claro –hay ejemplos en otros países- que únicamente con los medios represivos, sin ningún tipo de secreto contacto o negociación –aunque sea sobre cómo, cuando y a cambio de qué dejará las armas- se pueda ‘derrotar’ un terrorismo tan arraigado.

____________________

Wifredo Espina es periodista y exdirector del Centre d’Investigació de la Comunicació.

Noticias relacionadas

Aprendizajes radicales

Sentencias judiciales, declaraciones altisonantes, promotores de la mediocridad; nos obligan a ser radicales en la búsqueda de las verdades

Tsunanimidad

-Los Tsunamis arrasan allá por donde pasan. Le cambian la cara a todo el paisaje. Son destructivos e imparables

Los españoles gobernados por incultos

Sr. Grande Marlasca, en español existen dos verbos parecidos en su pronunciación pero totalmente opuestos en su significado

Optimismo

La alegría es un planteamiento deseable ante la vida. La mejor y, a mi juicio, la más recomendable para una existencia entusiasta

La lógica del vampiro

El mayor error cometido por la pareja formada por Pablo Iglesias e Irene Montero, ha sido insuflar vida a un agónico Pedro Sánchez, por aquel entonces “más pallá que pacá”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris