Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Zapatero y Rajoy, ¿do ut des?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 12 de junio de 2007, 22:05 h (CET)
¿Les ha ocurrido a ustedes, en alguna ocasión, que se hayan comprado unos zapatos nuevos y cuando se los han puesto les han dolido los pies? Imagínense que se vieran obligados a llevarlos durante una larga temporada, pongamos tres años ¿qué tortura, verdad? Posiblemente les saliera alguna ampolla, o dureza o, incluso, alguna pequeña llaga; en definitiva un verdadero martirio. Pues algo parecido le ha ocurrido al PSOE desde que, al subir al poder, se le ocurrió al señor Zapatero poner en solfa el famoso “proceso para la paz”. Desde aquel día no han dejado de pasar apuros para poder explicar a los ciudadanos el porqué, teniendo a los etarras al borde de la extinción, se les permitía negociar de igual a igual con los representantes del Ejecutivo. Unas veces con mayor fortuna y otras con menos, las más, han tenido que justificarse ante la oposición y ante sus propios seguidores por las incomprensibles concesiones dadas a los etarras y a sus representantes Batasuna y, más recientemente, a ANV.

Por eso me imagino el suspiro de alivio que deben haber exhalado, al unísono, el propio Zapatero, De la Vega, Rubalcaba y toda su corte de seguidores, cuando han conseguido que don Mariano Rajoy se haya conformado con darles unos consejos y pedirles que, de hoy en adelante, sean más formales y tengan en cuenta a los del PP cuando se trate de “derrotar” a los de la ETA. En el momento que he escuchado las declaraciones de la señora De la Vega y la he visto tan moderada, sin sus habituales berrinches, y empleando términos como “confianza”, “diálogo” y “trabajo conjunto”, se me han erizado los vellos y he pensado para mis adentros (o mejor sería decir, imitando a nuestro Presidente, “desde mis entrañas”): “estos ya nos han vuelto a jorobar”.

Y es que, a pesar de que no tengo ni idea de lo que se habrán dicho los dos líderes de los partidos mayoritarios de nuestra nación, no puedo menos de imaginarme la escena. Por un lado el probo, el caballero, el buenazo, el responsable y franco señor Rajoy y, enfrente, el sinuoso, camaleónico, escurridizo, amoral y traicionero Zapatero. El ángel contra el diablo. “Tú, Mariano, déjame hacer a mí y no te preocupes que, con mi talante y la ayuda de Conde Pumpido, en un plis plas pongo en vereda a esos de la ETA. Les avamos a derrotar, ya lo verás. De lo pasado, pelillos a la mar, sólo han sido “accidentes” sin importancia, pero, desde ahora, ya verás como todo irá como la seda, ¡fíate de mi Marianito! Y Mariano muy conspicuo, muy registrador de la propiedad: “Bueno, bueno, si me lo prometes, te voy a creer; pero esto no es un cheque en blanco, porque deberás reconocer, José Luis, que ya son varias las veces que me la endosas sin vaselina ¡y eso duele!

Porque, verán ustedes, no es que yo sea un cenizo, ni que sea un desconfiado, ni que me cueste aceptar que la gente pueda rectificar; pero deberán reconocer conmigo que la lista de agravios, si los pudiéramos recopilar, nos daría un claro marcador a favor del PSOE: Socialistas = un montón; PP = 0. Están las generales, como quien dice, asomando por el horizonte político y, por Ferraz, no deben de verlo muy claro a causa, seguramente, de que (sobre todo durante el último año), se les han torcido bastante sus perspectivas de renovar legislatura. La derecha se ha lanzado a la calle; los de la AVT, también; la huelga de hambre de De la Juan Chaos, que los ciudadanos han catalogado como un chantaje al Gobierno; las desafortunadas actuaciones de Garzón y Conde Pumpido permitiendo que Otegui saliera libre y que no se ilegalizara ANV; las imprudentes declaraciones de fin de año del Presidente; el atentado de la T4, y el último despante de ETA son demasiados lapsus para que los españoles no les pasen cuentas en los próximos comicios. Una reacción, ad hoc, de Zapatero convertido en el Angel Exterminador de la ETA, con expresiones inéditas en él como “derrotar” (nunca lo había dicho hasta ahora ¡albricias!) “trabajo conjunto”. Frases lapidarias como “Nuestro objetivo siempre ha sido, es y será derrotar a ETA” son sin duda lo que, a partir de ahora hasta la fecha de celebración de las elecciones, vamos a tener que escuchar día tras día en todos los medios de comunicación que le son afines que, dicho sea de paso, son el noventa por ciento de los que hay en el país.

Es por eso que, a diferencia de lo que he podido captar en casi toda la prensa, mi opinión respecto al encuentro de hoy es más bien pesimista. Creo que a quien más ha beneficiado ha sido a Zapatero que estaba desesperado buscando un clavo ardiente al que agarrarse y me temo, si mucho no me equivoco, que lo ha encontrado en el jefe del PP. Quisiera andar errado, quisiera poder rectificar y poder reconocer que mis resquemores no son otra cosa que, eso, resquemores sin fundamento. El tiempo se encargará de decirnos si es verdad que Zapatero ilegalizará a ANV o emprenderá una cacería sin tregua contra ETA o si recibe de una vez a los de la AVT para prometerles apoyo y que los etarras que vayan a la cárcel se quedarán en ella para siempre. ¡Ojalá sea así, por el bien de España!, pero no se olviden ustedes de que “pedrada contada nunca ganada”.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris