Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Nuevo talante

Xabier López de Armentia
Opinión
lunes, 11 de junio de 2007, 21:44 h (CET)
Esta semana hemos asistido a un cambio en el discurso del Gobierno, quizás un cambio impuesto por la agenda política, quizás un cambio impuesto por la realidad de un pueblo. De todas las declaraciones realizadas por los diferentes portavoces de los partidos es necesario destacar el “nuevo talante” del Presidente del Gobierno, Zapatero. Su lenguaje ha cambiado por completo.

Zapatero ha visto las orejas al lobo, ha visto como su diferencia con los populares se ha dinamitado en tres años de gobierno. Primero fue Catalunya y después E.T.A. y la tregua. El gobierno ha dinamitado esa ventaja sobre los populares no por sus acciones, sino por el excelente rédito que han conseguido los populares de las mismas. Zapatero no ha tenido el valor que tuvo Suárez al legalizar el PCE, aunque con ello le costase su puesto como Presidente del Gobierno. Zapatero ya sabía que existían dos pueblos, dos culturas, dos formas de entender la vida: el pueblo vasco y el pueblo español

Es muy difícil establecer un proceso de paz y de negociación política entre dos pueblos, dos culturas, dos formas de entender la política muy diferentes. El pueblo vasco y español entienden la política de diferente manera. Aquellas medidas que para el pueblo vasco son vistas como circunstancias atípicas son vistas desde el prisma español como algo normal y viceversa. Teniendo en cuenta esta problemática inherente a cualquier proceso político que se inicie, la solución del mismo se torna realmente difícil. Es imposible contentar a todo el mundo y menos cuando el júbilo de unos significa la tristeza y la impotencia de otros.

Poniendo ejemplos sobre la mesa, pongamos el ejemplo de los presos. Para la mayoría de los vascos, ya sean nacionalistas, socialistas, federalistas... el acercamiento de los presos a las cárceles vascas nos parece una acción completamente normal, sin ser ningún tipo de cesión a E.T.A, Batasuna o cualesquiera de los muchos grupos activistas que existen en la actualidad. Simplemente lo vemos como un derecho reflejado en la constitución española y un derecho de esas personas a cumplir su condena en la cárcel más próxima a su lugar de origen o su domicilio. ¿Qué culpa tiene esa madre que vió como con 18 años su hijo, sin ser consciente de sus acciones, inicia su “aventura” en Francia a las ordenes de E.T.A.? Estoy seguro de que esa madre podrá estar de acuerdo o no con lo realizado por su hijo, pero estoy seguro de que desea verle y que ese deseo no tiene porque conllevar el hecho de tener que coger un avión para desplazarse, 1.000 km por delante en coche, o una semana de vacaciones.

Si mañana mismo se acercasen todos los presos a las cárceles vascas, los vascos lo veríamos como una decisión correcta y además de comprensible, necesaria. Sin embargo, esta misma decisión para el pueblo español puede suponer una sensación de debilidad y entendido como una cesión a los “terroristas”, una bajada de pantalones hablando vulgarmente. Esta concepción y forma de pensar tan radicalmente opuesta entre dos pueblos vecinos se ha acrecentado con la política de odio y rencor que esta sembrando el Partido Popular. El PP es el único culpable de que se hable de “las dos españas”, es el órgano de manipulación mediática mejor articulado de la historia española.

La “máquina” popular es una verdadera obra de ingeniería avanzada, que le permite engrasar a la perfección todas sus piezas y articular así un “tablero de juego” diferente a la realidad. Los populares poseen verdaderos expertos y analistas políticos que son capaces de convertir lo negro en blanco y lo blanco en negro, y así lo demuestran sus resultados. Tiene razón Rajoy cuando dice que existen miles de “Gallardones” que pueden ser perfectos “números 2” de las próximas elecciones generales, y tiene razón porque en el Partido Popular da igual a quien tengas delante. Desde el Concejal en Alicante hasta el Portavoz de los populares, pasando por decenas de afiliados, todos poseen ese discurso hierático e idéntico. La afiliación del populismo de derechas español desfila como un ejército de muñecos alienados sin personalidad pero con un discurso claro en la mano, un discurso conjunto, un discurso que muchas veces se torna en pura magia, al servir para convertir la blanca realidad en negras elucubraciones.

La razón por la cual el Sr. Zapatero ha cambiado su “talante” y se ha endurecido frente al comunicado último de E.T.A. no es otra que el asegurarse un puesto en La Moncloa. El PSOE sabe perfectamente que juega frente a un gran rival, un rival que le gana por goleada. Tenemos frente a frente en una carrera de fondo al “600” del PSOE contra el Ferrari de los populares. El PSOE sabe perfectamente que los populares son capaces de convertir un grano de arena en una montaña, y llevando este caso a la política, los ejemplos han sido continuos a lo largo de la legislatura. Con pequeñas acciones o “meteduras de pata” del Gobierno el Partido Popular ha conseguido desgastar al Gobierno de una forma brutal, como así lo indican los últimos comicios.

La estrategia del socialismo español es clara. “Aun estamos a tiempo” se escucha por los pasillos de Ferraz. La vuelta a prisión de De Juana, la encarcelación de Otegi, la detención en Francia de tres miembros de E.T.A., todas estas medidas han sido adoptadas con el objetivo de romper con la campaña manipuladora que habían emprendido los populares para deslegitimar al Gobierno y fortalecer así su posición de cara a la opinión pública.

Puedo asegurar y aseguro que veremos en los próximos meses la línea más dura del socialismo español, y todo esto por una sencilla razón: frenar el avance de los populares con las elecciones generales a la vista. Estoy seguro de que aconteceré a la ilegalización de ANV, y la encarcelación de más dirigentes abertzales. Estoy seguro de que las cosas se complicarán aún más.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris