Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La farándula vuelve a las andadas

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 10 de junio de 2007, 22:47 h (CET)
Era previsible, no podía suceder de otra manera. Sí señores, la farándula encabezada por Zerolo, ha creado una 'mesa ciudadana' ¿A santo de qué?, se preguntarán ustedes, pues, al parecer, para apoyar a Zapatero en su proceso de paz; ¡Qué proceso de paz si ya se ha ido a hacer gárgaras!, insistirán ustedes, sabiamente; pues vayan ustedes a saber. Lo que ocurre es que esta pandilla de rojuelos, chupópteros e insensatos, parece que todavía creen que a ETA se la puede convencer con canciones y recitándole poesías de Campoamor. ¿O no? Si uno se atiene a la pinta de todos estos 'defensores de la democracia' tenemos que reconocer que poca diferencia existe entre ellos y aquellos milicianos de la guerra civil que posaban con cara de satisfacción junto a los restos de las iglesias o las imágenes destrozadas y profanadas de Cristo y los santos, con los puños en alto. En realidad son los mismos perros con distintos collares o, acaso, con los mismos que llevaban sus antecesores pero, naturalmente, más envejecidos.

Lo más chocante es el texto firmado por los faranduleros bajo el título 'Por el derecho a vivir en paz'. Lo primero que se me ocurre decir es que, con toda seguridad, todos viviríamos mucho mejor y con más sosiego si estos señores (es sólo un formulismo) se estuvieran quietos en su casa o en su trabajo y dejaran de meterse en política de la que, por supuesto, no tienen ni idea y, la poca que tienen, la han recibido por ósmosis de sus antecesores; si, de aquellos que perdieron la Gerra Civil por sacudirse entre ellos en vez de luchar contra Franco. Aparte de esto, es verdaderamente incomprensible que vengan a dárselas de pacifistas y pretender que los que deseamos que se destruya a la banda terrorista nos vayamos con paños calientes para que ETA nos perdone y, supongo, les perdone también a ellos, por no aceptar su chantaje, basado en el crimen y la extorsión. Hablan de sacarle partido a la muerte (en clara alusión al PP), como si precisamente no haya sido su patrocinado, el señor Zapatero, el que más partido sacó de ella, nada menos que doscientos y pico de muertos y más de mil quinientos heridos fueron el pasaporte para que consiguiera el gobierno de la nación, ¿les parece poco beneficio, señores de la farándula?Claro que ya debiera saber que su sentido de la medida ya hace años que está atrofiado y, cuando han de medir los errores de sus partidos lo hacen con la vara de la complacencia y, por el contrario, cuando se trata de su odiada oposición emplean la vara de la descalificación, el insulto y la amenaza. No
nos sorprende, como no nos sorprende ver aparecer por algunos programas televisivos a algunos de estos actorzuelos de tres al cuarto erigirse en censores de aquellos que no opinan como ellos, acogotándolos sin piedad, normalmente con la valiosa ayuda del moderador de turno, ¡es que todos son iguales, si no es con ventaja, no tienen ni media bofetada intelectual! Lo que ocurre, es que deberían buscarse adversarios de más categoría que supieran responderles adecuadamente.

No quieren volver al pasado, porque dicen que no trajo más que muerte y frustración. ¿A qué pasado se refieren? Supongo que no se referirán al del gobierno de Aznar que estuvo a punto de acabar con todos los terroristas si no hubiera irrumpido Zapatero con su famos proceso de paz. ¿No se les ha ocurrido pensar, a estos progres, que gracias a Zapatero, estos criminales se han rearmado, han cogido fuerza política y se han envalentonado? No, por supuesto que no porque, como las acémilas, tienen los ojos de la inteligencia cubiertos por los bridones del fanatismo que les impiden distinguir entre lo que desearían que fuese y la realidad. Pueba de ello es que le dijeron a la ETA que ahora 'no era el momento oportuno para matar' y que 'guardasen las pistolas'. Sería conveniente que aclararan si, con ello, han querido significar que mejor sería que esperen a que gobiernen las derechas para matar o si es que, realmente, no miden el significado de sus palabras y las utilizan impropiamente, lo cual me parecería imperdonable en aquellos que se consideran los representantes genuinos de la 'cultura'. Las pistolas no son para guardar ni dejar, sobre todo si están en manos de los terroristas (les recuerdo a estos progres que durante la tan cacareada tregua, los etarras robaron más de 300 pistolas, supongo que porque querían coleccionarlas como recuerdo); las pistolas son para entregarlas a las autoridades cuando se rindan a ellas y acepten pagar el precio que la justicia les exige por sus crímenes.

Pero es inútil intentar convencerles, porque estos señores, muchos de ellos por no coger el pico, otros por no estudiar y otros por vivir con el mínimo esfuerzo, han optado por una profesión que les da tiempo para manifestarse cada dos por tres con pancartas insultantes hacia la derecha; para darles flores a los proetarras; para protestar contra la guerra de Irak (nunca contra los opresores Castro, Morales o Correa) o para apoyar a las gay, lesbianas, okupas y todos aquellos que prefieren vivir en un cómodo izquierdismo a pesar de que, muchos de ellos, se pasean en coches de lujo y tienen pisos de cuatrocientos metros. En todo caso son minoría, una minoría bullanguera, eso sí, pero que, al fin y a la postre, son de los que siempre se arriman al poder gracias al cual muchas medianías consiguen subvenciones que les permiten vivir. ¡Qué se le va a hacer, el mundo es así!

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris