Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Perspectiva de Levante   -   Sección:   Opinión

El fiasco de la tregua de ETA

Domingo Delgado
Domingo Delgado
domingo, 10 de junio de 2007, 22:47 h (CET)
La banda terrorista ETA, tras casi cuatro décadas de actividad criminal, si algo nos ha mostrado en este tiempo, es su fanatismo irracional –que irradia a un sector del pueblo vasco- y su determinación asesina.

Al principio justificaron su lucha por la oposición a la Dictadura de Franco, sin que ninguna muerte humana pueda jamás tener justificación; y tras la transición política sólo se incorporaron a la normalidad democrática el sector político militar. Recrudeciendo su ciego radicalismo separatista el sector militar de la banda, derramando mucha sangre y generando muchísimo sufrimiento en nuestro País.

Entre tanto, hemos asistido a diversas etapas de la banda terrorista, en que ha mostrado diverso nivel de fortaleza, de manera que cuando flojeaba, sus dirigentes mostraban proclividad a aparentes procesos negociadores, que lamentablemente siempre resultaban más aparentes que reales; y que la banda aprovechaba para rearmarse y reorganizarse, al bajar el dintel de acoso el Gobierno español, con el propósito de no malograr la oportunidad de paz.

Por ello, la llamada “declaración unilateral de tregua permanente” proclamada por ETA, no debería haber dado lugar a las expectativas creadas por el Presidente Zapatero, a tenor de la habitual evolución de este tipo de procesos, y máxime cuando la banda estaba débil, acorralada y fuera de las Instituciones vascas. Si bien, tal anuncio fue acogido por el presidente del Gobierno como una gran oportunidad personal para obtener un acuerdo de paz definitivo con ETA, probablemente para presentarse como un gran estadista pacificador –al estilo de Tony Blair con el IRA-, con lo que, por un lado supuestamente aumentaría notablemente su popularidad, y por otro, en un contexto triunfalista “colaría” para el País Vasco un régimen autonómico análogo al aprobado en Cataluña –que superaría incluso al “Plan Ibarreche”-, culminando la reconfiguración territorial del Estado en lo que Maravall dio en llamar “federalismo asimétrico”; que a su vez, le granjearía el apoyo del PNV, que junto con los apoyos catalanistas ya conseguidos, le asegurarían una pervivencia gubernamental “sine díe” en el Gobierno del Estado.

Hasta aquí, el probable planteamiento presidencial, que cual “cuento de la lechera”, ha acabado en un auténtico “fiasco” por imperativo de la realidad, ya que como era previsible, ETA ha aprovechado de nuevo el “teatro de la tregua”, con un saldo aparente mucho más positivo, que el obtenido por el Estado. Puesto que han conseguido “ganar tiempo”, rearmarse, y según parece, volver a las Instituciones, con lo que ello supone de fortalecimiento de la banda.

Por tanto, en cuestiones de seguridad nacional, gobierno y oposición deberían de ir unidos, y sería muy deseable que PP y PSOE volvieran al Pacto Antiterrorista. Ya que esta “apuesta personal” –incluso con buena intención- no debería repetirse, habiendo de proceder el Gobierno y la Oposición con mutua lealtad en estos asuntos, por el bien de todos. Y visto lo sucedido, parece claro que no se debería emprender ninguna otra negociación con la banda terrorista, si previamente no entrega las armas, como sucedió con el IRA.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris