Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿En qué me estorba Dios en mi labor científica?

María Muñoz (Málaga)
Redacción
domingo, 10 de junio de 2007, 11:53 h (CET)
"Gracias a Él tengo la seguridad de que hay un orden en el Universo que es como ir a mi despacho y encontrar todos los días la mesa ordenada, los tubos de ensayo recogidos, el suelo limpio y el despacho ventilado. No me falta nada, no me roban nada. Cada día llego al mismo sitio a iniciar mis investigaciones.

Gracias a Dios tengo la seguridad de que mi labor, importante, tiene un triple sentido: a Él le agrada que le encuentre en cada pequeño descubrimiento; a los hombres les sirvo con esos descubrimientos, y además mi ciencia me hace más cercano al creador del Universo.

Gracias a Dios no subordino al ser humano, ni a la ciencia y capto que la ciencia es un instrumento al servicio de la Verdad y del Bienestar.

Gracias a Dios no me tientan los atajos que manipulan al hombre porque sé que encontraré la solución justa sin "matar" o "esclavizar" a un ser humano. Y porque sé que la ciencia es un paso para la Sabiduría. Y la vida un paso para la Vida.

Gracias a Dios tengo la ilusión de seguir investigando al término de mi vida, pero sin centros de investigación especiales ni grandes dispendios. Él se me mostrará a Sí Mismo y en Él veré todas las cosas. Por eso ansío ganar la plaza de investigación celestial, que además está abierta a toda inteligencia. Gracias a Dios soy feliz…y además soy científico."

Ni a este científico, ni a ninguna persona, nos puede estorbar Dios, sino todo lo contrario, tenemos la inmensa alegría de sentirnos reconfortados, queridos y seguros de que Él está siempre ahí, esperando como un Buen Padre a que acudamos a contarle nuestras cosas, pedirle ayuda cuando la necesitamos, lo que hacemos con nuestros padres en la tierra. Que padre o madre no escucha y ayuda a su hijo. Los cristianos sabemos que, pase lo que pase, siempre somos hijos de Dios. Para que más seguridad saber que eres hijo de Dios, de Dios-Padre. Se puede desear algo más y mejor?

Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris