Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Día del Corpus o Día de la Caridad

Josefa Romo
Redacción
domingo, 10 de junio de 2007, 11:53 h (CET)
Excepto en algunas localidades, como Toledo, por ejemplo, la festividad del Corpus Christi se celebra en domingo; este año, el 10 de junio. ¡Qué coincidencia!: cae en el mes del Corazón de Jesús.

Me llama la atención porque el Día del Corpus Christi o de la Eucaristía, es el Día de la Caridad y el Corazón de Jesús es "horno ardiente de caridad". Hoy se habla de solidaridad y hasta de amor con cualquier significado; pero la palabra caridad apenas se usa. El amor se puede concebir de distintas maneras (ágape, eros…), e incluso se da hoy el nombre de amor al mero sentimentalismo egoísta e incluso a actos torpes sin amor alguno. El amor cristiano o caridad es el amor de Dios contagiado al corazón del hombre, capaz de entrega personal. Quien se acerca con frecuencia y recogimiento a la Eucaristía, en donde está Cristo vivo, no puede menos que contagiarse de sus sentimientos de amor sincero y de misericordia ('dime con quién andas y te diré quién eres'- dice el adagio -). El cristiano que ama, siente los problemas de los demás como propios, los sobrelleva con la fortaleza del Espíritu Santo e intenta ponerles remedio (la caridad es imaginativa). Quien no se compadece ni comparte amorosamente lo mucho o poco que tiene con el necesitado ni consuela a los demás, no conoce la alegría del espíritu ni tiene a Dios en su corazón: "En donde hay caridad y amor, allí está Dios".

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris