Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Pobre PP, sin comerlo ni beberlo, culpable de todo!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 10 de junio de 2007, 04:55 h (CET)
¡Inefable! Creo que este es el calificativo más propiado para describir la entrevista que le hizo el señor Gabilondo al jefe del Ejecutivo. Fíjense si estaría lúcido nuestro señor Presidente que, hasta su incondicional periodista de la Cuatro, hubo momentos en que se puso nerviosos y se le llegó a ver incómodo ante su machacona incontiencia verbal. Era obvio que la reunión precipitada del Ejecutivo de Zapatero en la Moncloa era para algo más que para jugar a las canicas y ¡vaya si lo fue! El batacazo de su negociación con la ETA, como ya dije en otro escrito, les dejó en porretas ante la Nación. Tanto jactarse de sus facultades de negociadores, tanto pesumir de que todo iba bien –a apropósito, señor Zapatero, no quiera tirar pelotas fuera alterando sus palabras, porque usted, a final de año, no dijo que “podría ser que dentro de un año estemos mejor”, no señor, lo que usted dijo era que “a mi criterio dentro de un año estaremos mejor” ¡cuidado con los condicionales que lo grabado grabado está! – para que al día siguiente lo dejaran en ridículo. No nos quiera vender gato por liebre diciendo que nunca ha tratado con ETA de temas políticos porque, dígame usted, si es que puede, cómo es que el fiscal señor Pumpido ha permitido que ANV pudiera presentar más de la mitad de sus candidaturas a las elecciones autonómicas y municipales, ¿es esto o no una condición política? o, por ejemplo el permitir a una formación ilegalizada como es Batasuna hacer propaganda electoral a favor de ANV ¿es o no una concesión política? o hacer que se le retiraran los cargos a Otegui para que pudiera continuar trabajando a favor de Batasuna ¿es o no una concesión política?

Lo que le ha ocurrido, señor Zapatero, para su desgracia, no es que haya
usted interrumpido las negociaciones con ETA a cusa de que la banda se
emperrara en hablar de política, no señor mío, no quiera usted embaucarnos,
porque lo que ha sucedido en realidad ha sido que la ETA le ha dado
esquinazo cuando menos se lo pensaba. Ellos no se han equivocado, los que se
equivocaron confiando en que los iban a engañar han sido usted, Pepiño
Blanco, Rubalcaba, la Vogue y el inútil del Patxi y el versificador señor
Fernández Bermejo. Usted confiaba en que entregándoles Navarra y dándoles
una autonomía más amplia, iba a conseguir que hicieran una declaración
condenando la violencia y esto era, precisamente, de lo que estaban ustedes
tratando en las últimas reuniones. La criada les salió respondona; en la
calle los ciudadanos se lo pusieron difícil; lo de De Juana excitó a la
ciudadanía y los etarras decidieron que no querían esperar más ¿es esto
política o no lo es, señor Zapatero? Sus adláteres se hartan de repetir una
y otra vez que Aznar hizo lo mismo ¡narices!, y ustedes lo saben. Cuando se
vió que los de ETA no querían dejar las armas se les dio la patada de
Charlot y se les empezó a perseguir, acosar y destruir hasta que no quedaron
de ellos más que rescoldos. Otra cosa ha sido su comportamiento, que les ha
permitido rearmarse, reforzarse políticamente en el País Vasco y Navarra y
ponerse en condiciones de volver a matar. Todo esto gracias a usted, señor
Zapatero.
Que a ustedes no les conviene darle la razón al PP, está más que demostrado;
que a ustedes no les va darle chance política al PP, es de cajón y que a
ustedes les interesa calgarles las culpas a la oposición de todo lo malo que
pasa en España, cuando los que gobiernan el país son ustedes, está más claro
que el agua. Ahora bien, tiene tan mala pata (un castizo diría mala follá)
que invitan al jefe de la oposición a una reunión para limar asperezas y
llegar a un acuerdo sobre el terrorismo y, cuatro días antes, se dedican a
ponerlo de chupa de dómine en una cadena televisiva. ¿Cómo lo puede usted
explicar? O, ¿es que quiere dinamitar la reunión antes de que se celebre?
¿Cómo le venderá usted a la ciudadanía que antes de dialogar con el líder
del PP ya lo está desacreditando y, para más INRI, se permite anticipar
conductas futuras de la oposición como si fuera el profeta Isaías? Pero
déjeme que le recuerde a usted algo importante: en democracia el Jefe del
Gobierno no es un inquisidor, ni un dictador,ni un omnisciente; en
democracia el Ejecutivo está controlado por la oposición que, en este caso,
representa a diez millones de ciudadanos, y no deja de ser una patochada y
una salida de tono que se salga con boutades, como la que lanzó durante la
entrevista, diciendo que “tenía toda la autoridad para negociar con ETA” (
que es verdad a medias, porque no podía saltarse la Ley de Partidos y el
Pacto por las Libertades) y que “ no voy a tolerar que nadie me la
discuta”; pues vea por donde señor Zapatero tendrá que tolerarlo, porque
esta es la misión que tiene el PP, discutir todas las meteduras de pata que
usted haga porque, por si no lo sabe, usted recibió el mandato de los
españoles, para los que gobierna ( y no lo olvide: usted gobierna para todos
los españoles, los que le votaron y los que no), para que rigiera la nación
cumpliendo y haciendo cumplir las leyes. Por de pronto no está muy claro que
esta condición se haya dado, si tomamos en consideración la forma indecorosa
en la que se ha presionado sobre el fiscal general y determinados jueces
para que la banda terrorista no se desmadrase e hiciese lo que, en
definitiva, ha acabado por hacer. No me extrañaría nada que, ahora que se ha
roto la baraja, a los de ETA les diera por largar, y si lo hacen puede que
los ciudadanos nos llevemos algunas sorpresas, y no precisamente agradables,
sobre los entresijos de esta negociación de la que usted presume haber
salido airoso. Al tiempo.
Noticias relacionadas

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza

Rajoy da alas a los separatistas

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris