Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El principe se convirtió en rana

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 7 de junio de 2007, 22:12 h (CET)
La España que se divide en la opinión de que ETA será siempre lo que es y hay que combatirla hasta su desaparición, y la que apoya incluso en las urnas que toda negociación con cesión incluida es buena para que no haya muertes, han visto la crónica de una tregua trampa anunciada.

Han regresado a las instituciones, ayuntamientos y parlamento vasco, y toda genuflexión de la fiscalía general y el gobierno han sido poco para ellos. Anuncian que vuelven al crimen organizado en toda España -como si en la T-4 no lo hubiera- incluida Cataluña y sus republicanos políticos, porque Zapatero no ha cumplido lo pactado. Todo esto mientras con el sí de la niñas los socialistas dudaban sobre su estrategia pactista en Navarra, y la novia proetarra estaba dispuesta y a la espera. Pamplona, parlamento foral, todo apoyo para ellos y echar a UPN. El rearme era un hecho, pero no mataban -excepto la T-4 que fue un accidente-. El chantaje proseguía con De Juana que no quiere libertad con pulsera, eso para los txakurras (perros) que son los policías. Otegi que sabe que lo sabe el "fiscal". La extorsión a los empresarios ha sido una constante que Rubalcaba verificó con vendas, manos atadas y pensando en el zapaterino pacto. Este año será mejor que el anterior -ZP dixit-y al día siguiente en Barajas se dialogó en el idioma etarra. Zapatero ha hablado ante la gravedad del nuevo anuncio etarra sin tomar ninguna decisión, distinta a su errática política: la fuerza de la democracia y la palabra derrotará al totalitarismo, lo que quieran los vascos y bla, bla, blá. Zapatero para una de esas partes de españoles era el príncipe que iba a traer la paz o al menos intentarlo. Como príncipe que creía que controlaba a la alimaña, cada vez fueron más los españoles que se dieron cuenta que se había convertido en rana, y ya se sabe el pacto de la rana con el alacrán, que le prometió no clavarle el aguijón si le ayudaba a cruzar el río encima de su lomo. Se lo clavó y tuvo por respuesta la excusa de que esa era su condición. La condición de la sanguinaria ETA es ésa, la de esta rana no puede ser ésa porque también lleva a sus espaldas a España. Y son muchos los españoles cansados del croar pactista, de muchas institucionales ranas.

Noticias relacionadas

Sánchez y 13

​Nos encontramos, pues, abocados a la XIII legislatura que va a empezar con el presidente como protagonista

Los ciudadanos sometidos a presión: tres comicios en un mes

Pese a que aún no ha comenzado oficialmente la campaña para las legislativas, la maquinaria electoral ya está en funcionamiento y se anuncian jornadas tormentosas

Final de etapa de un egocéntrico

Solo pensar que puede haber gente que aún confíe en este mentiroso de presidente, me pone los pelos como escarpias

El espíritu materno de la expresión humana

“Tenemos derecho a que nuestro árbol genealógico se articule en esa pluralidad exclusiva de emociones materno-filiales, que hemos heredado, y que nos sirve de sustento”

Prohibido leer en la tribuna del Congreso de los Diputados

Siempre he pensado que el día que el Reglamento autorizó a los parlamentarios la lectura de sus discursos se violaron algunos dogmas del mercado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris