Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los trabajos y los días   -   Sección:   Opinión

Tres toreros y una maletilla

Francisco Morales Lomas
viernes, 27 de febrero de 2015, 09:13 h (CET)
Los diestros Rajoy, Sánchez e Iglesias se han echado al ruedo. Dos en el semicírculo del albero del Congreso y el tercero en los chiqueros del Círculo de Bellas Artes. El maletilla Rivera es de Cataluña y quiere parlar el español una mica. Dicen las encuestas que le hace vislumbres al gallego y le rebaña votos.

Los diestros llevan estoque afilado y lo disparan como si fueran balas, y no de fogueo, contra su adversario, ese toro que se les muestra incierto, pero son toros largos que saben lidiar de lejos. Al menos el gallego, faltón y abusón, que no admite que le recuerden a su amigo (sé fuerte) Bárcenas (lo soy, lo soy). El gallego tiene la hacienda y el boletín oficial del estado para conseguir los pañuelos del graderío, su amiga Merkel, y se presenta con los deberes aunque los ciudadanos estén muertos, cabreados y enterrados en las cunetas de una sociedad abrumada. ¿Se acabó la crisis? Eso dicen, pero cuántos muertos en el ruedo. El gallego trae el cielo en sus manos y ofrece manoletinas a diestro y siniestro y puestos de trabajo a mansalva. El tres por ciento del pib. ¡Hala! ¡Alegría! ¡Viva el vino!

Sánchez acarrea una sombra andaluza en su traje de luces y cuando apunta con la espada al miura del poder recuerda por un momento aquellas palabras de ZP: cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste. Le está costando con lances de los subalternos y ese paso por la travesía del desierto. ¡Qué larga se hace la plaza con tanto toro acornando a diestro y siniestro! Hasta las encuestas te empitonan y te dicen que no eres lo que eres (to be or not to be, cueste lo que me cueste). Se rebela y cornea al toro Rajoy que tercia aquí y allá y lo empunta como respuesta. Pero Sánchez es sentimental y acaba de doctorarse. Le quedan muchas corridas o al menos hasta el verano… si quiere Susana.

El tercer diestro, Iglesias, ni se sabe si es diestro o siniestro. Más que torero parece pescador en río intricado. Quiere apremiar. Es un torero que va por libre y todo es glosario. Su afán es degollar pero puede que no llegue al descabello, que todo son previsiones que carga el diablo. Es un torero que cuartea bien y va y viene, hace rodeos, va al Círculo y a Venezuela, dicen. Quiere ser una aleación entre Teresa de Calcuta y Trotsky, un revoltijo, dice la trianera, unas migas campestres. Es un torero que todavía apenas si tiene la alternativa y va con su coleta y taleguilla por el albero como maestro de soberbia: yo soy la oposición y quiero a Mariano como toro. Ahora necesita votos pues codicia poner una pica en Moncloa.

¡Ay, el estado de la nación! ¡Qué corrida!
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris