Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Nueve nuevas cartas de extorsión y una adenda

Ángel Sáez
Ángel Sáez
miércoles, 6 de junio de 2007, 21:25 h (CET)
“No hay que tener miedo de la pobreza, ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo”. Epicteto de Frigia

Ayesa no yerra, no, ni muchos menos, al airear su ahí va ésa, una nueva denuncia del comportamiento mafioso, torticero, de quienes gustan firmar sus misivas con el tampón que contiene los dibujos de dos de las amazonas más amenazantes que en el mundo inmundo son, la sierpe y el hacha.

José Manuel Ayesa, a quien le cabe la responsabilidad de regir en la actualidad con mano firme y prudente los destinos de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), no quiso, por razones evidentes, obvias, dar cuenta de las cifras concretas, exactas, que ETA (en un tono menos agresivo al que tenía acostumbrados a algunos emprendedores vasconavarros, del que en la banda es habitual o usual) exige a quienes pretende seguir sangrando crematísticamente o extorsionar de nuevo, pero sí reconoció que “son más elevadas” que las del año pasado. Si en el 2006 el “impuesto revolucionario” fluctuaba o se movía en una horquilla que iba de los 20.000 a los 60.000 euros, ahora a los destinatarios se les reclama hasta 150.000 del ala (y para mayor escarnio, a poder ser, en billetes de 20, 50 y 100 euros).

Al presidente de la CEN le consta la existencia documental de, al menos, nueve nuevas cartas (4 en el País Vasco y 5 en Navarra), recibidas por distintos empresarios durante el pretérito mes de mayo.

El pasado domingo, Ayesa se quejó, con razón, de que el Ejecutivo de Zapatero no hubiera tenido la delicadeza de transmitir a los empresarios la confianza que se necesita y urge (o se echa de menos) en estos casos y le reprochó que no les hubiera dedicado y dirigido en exclusividad unas cuantas (aunque fueran pocas) palabras, solidarizándose con todos ellos.

Indudable y naturalmente, Ayesa ha hecho lo correcto al propalar que ETA ha vuelto por donde solía, sus desaforados fueros, su actitud mafiosa. Asimismo, entiendo, quiero decir que no me cabe la menor duda de que quienes forman parte del Gobierno socialista no han hecho lo mismo, o sea, lo que les correspondía, al desautorizar cuanto para los empresarios (y para cualquier hijo de vecino que se precie de ser honesto) era, sencilla y simplemente, una obligación cívica, denunciar la extorsión.

Adenda
Según un comunicado remitido la pretérita madrugada a los diarios Berria y Gara, ETA ha anunciado lo que era un secreto a voces, la confirmación de una ruptura por tantos tantas veces adelantada y pronosticada, que, a partir de esta medianoche, rompe la tregua (ah, pero, ¿no la quebró el pasado 30 de diciembre de 2006 con el bombón que hizo estallar en la T-4 de Barajas) y vuelve a las andadas y a las andanadas.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris