Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   -   Sección:   Opinión

Modelos de negocio rentables y los que son una pesadilla

Modelos de negocio
César Piqueras
@cesarpiqueras
jueves, 26 de febrero de 2015, 09:51 h (CET)
Ayer pasé por la A-68 que es la autovía que une Valencia con Zaragoza, por cierto una maravilla. Volvía de Logroño, y cuando iba a llegar a Teruel me quedé mirando el aeropuerto de Teruel, que queda a la derecha de la autovía según llegas a Teruel desde Zaragoza. Me quedé mirando porque habían al menos 15 aviones de tamaño considerable sobre la pista. Hoy me gustaría hablarte de los modelos de negocio rentables, y de otros que no lo son, digámosle pesadillas…

No sé si lo sabías, pero al aeropuerto de Teruel le va muy bien. No es que sea un aeropuerto de pasajeros, es una plataforma aeroportuaria, lo suyo es el mantenimiento, el estacionamiento de aviones para larga estancia, el reciclado de aviones y más actividades afines, es algo así como el Silicon Valley aeroportuario. Así lo decía Invertia en un titular:

Teruel encuentra la fórmula mágica, hace rentable un aeropuerto sin pasajeros.

Sobre aeropuertos, aquí en el levante tenemos mucho que decir. Quizá el aeropuerto de Castellón sea la obra más conocida de los últimos años, y también la más… (pon el adjetivo que quieras). No digo que no sea necesario plantearse un aeropuerto para esta zona de España, pero creo que debe ser objeto de estudio y justificación (de los serios) y posterior inversión si se considera. Lo que creo en este caso, es que este tipo de proyectos empezaron digamos… con mal pie. Con todos mis respetos a todos los extraordinarios ciudadanos de esta tierra levantina.

Este ejemplo tan claro nos habla de los modelos de negocio rentables frente a los que se convierten en pesadillas para quienes los llevan a cabo.

Modelos de negocio rentables y todo lo contrario

Uno de los problemas mayores de muchos emprendedores es el exceso de optimismo. De hecho, el exceso de optimismo siempre es un problema, porque nos crea falsas expectativas. Los negocios necesitan de realismo, de datos, de estadísticas, y también de optimismo, claro que sí.

Pero nunca más optimismo que lo otro, porque entonces es cuando ocurren desastres similares, y empiezan las pesadillas.

Los modelos de negocio se tienen que contrastar, que validar, que enfrentar a la realidad antes de invertir demasiado en ellos. Incluso a veces, haciendo todo esto, la salida al mercado es un batacazo tremendo. Es algo así como comprarse una casa sin la suficiente información “porque te has enamorado de ella”, para luego descubrir que los vecinos son insoportables y que cerca había opciones mucho mejores a mejor precio.

Los modelos clásicos se han demostrado que no funcionan, tampoco lo hacen al 100% los nuevos. Modelos más actuales tampoco son infalibles, puedes utilizar el canvas, el lean starp-up, pero al final la única prueba de que tu empresa saldrá adelante es la realidad, el mercado. Los focus group no son siempre tan certeros como se quiere pensar… A veces el optimismo juega malas pasadas

Durante un tiempo me dio por leer la biografía de Picasso y otros libros que hablan de él. Para mi Picasso es marca España, uno de los exponentes más potentes. Picasso era (y es) un modelo de negocio muy rentable, sus cuadros se vendían como churros, a precios desorbitados. Picasso sabía de modelos de negocio rentables, vaya que sí. Nos decía:

Yo hago lo imposible, porque lo posible lo hace cualquiera

Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida

El principal enemigo de la creatividad es el buen gusto

Quizás la otra cara de la moneda fue Van Goch, otro de los grandes maestros indiscutibles. Sin embargo, el modelo de negocio Van Goch no era rentable en términos económicos. Se dice (aunque no es verdad) que sólo vendió un cuadro “El viñedo rojo” a Anne Boch por unos 400 francos. Van Goch era un apasionado de lo que hacía, pero no supo hacer rentable su modelo de negocio.

Picasso supo sacar partido de cada servilleta en la que dibujaba, no sólo era un genio con el producto y la técnica, sino que además se sabía poner en valor y venderse extraordinariamente.

Una señora se le acercó una vez: “Sr. Picasso me podría dibujar algo en este trozo de papel”. Picasso accedió. “Aquí tiene señora, es 1 millón de dólares”. “Pero si sólo le ha costado 30 segundos” dijo ella. “Querida señora, me ha costado 30 años hacer una obra maestra en 30 segundos”, respondió el genio.

Hoy en día hay miles de modelos de negocio posibles. Muchos de ellos serán rentables si conocemos a fondo la técnica y además lo sabemos vender con arte. Existen miles de burbujas sin embargo, que explotan en la cara de los que quisieron creer en ellas y verse reflejados en tan atractiva esfera de jabón (el exceso de ego y los modelos de negocio no son buenos compañeros). Pero no cayeron en la cuenta de que era una realidad muy efímera.

No te atrevas con cualquier modelo de negocio. Vigila tu optimismo. Si estás muy optimista, date unos días de descanso…

Ah, y por cierto, visita Teruel, que es un lugar extraordinario (y con aviones).

Que tengas un gran día.

www.cesarpiqueras.com
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris