Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

La demencia, madrileña

Ángel Sáez
Ángel Sáez
lunes, 4 de junio de 2007, 22:05 h (CET)
“La demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla”. Friedrich Nietzsche

Y si todavía queda por ahí algún despistado, que no haya sido convencido del todo, o hay alguien que osa poner tal verdad en tela de juicio o en duda, le recomiendo encarecidamente que se acerque cuando pueda a los aficionados del Estudiantes (equipo madrileño de baloncesto de la ACB) y les pregunte cómo se llaman ellos a sí mismos. Le contestarán indefectiblemente que “la demencia”.

Abundando en el madrileñismo de la locura, tengo para mí (por cierto –se sobreentiende-) que, a pesar de los magníficos resultados obtenidos el domingo pasado por las listas de los “populares” encabezadas al Ayuntamiento por Alberto Ruiz-Gallardón y a la Comunidad por Esperanza Aguirre, si el filósofo alemán aún estuviera entre nosotros, quiero decir viviera y coleara cual renacuajo, seguramente, no habría precisado detenerse y fijarse en el último rifirrafe habido, o sea, le habría bastado con echar un ojo a varias anécdotas acaecidas en el seno del PP matritense para elevarlas ipso facto a categoría y aun a axioma.

Si seguimos echando mano del ideario de Nietzsche (“no se odia mientras se desprecia; no se odia más que al igual o al superior”), concluiremos que Aguirre abomina de Gallardón y viceversa, Gallardón detesta a Aguirre. ¿Se darán cuenta algún día de que del odio que se profesan mutua o recíprocamente sale perjudicado el PP, ergo, se beneficia el PSOE?

La última polémica entre ambos se ha suscitado tras anunciar el pasado jueves el regidor de la Capital, Villa y Corte que había decidido llamar “consejerías delegadas” a las concejalías, a fin de unificar de esta guisa las etiquetas entre los concejales con acta y los nombrados directamente por él. Desde la Comunidad no se demoró la exigencia de que la nueva denominación pretendida fuera desechada de inmediato.

Y es que Aguirre y Gallardón son como críos, pero sin el como. Lo dicho; que ya tenemos otra vez en la guardería “Mándame mensajitos” el lío armado o montado; que ya se ha puesto en funcionamiento el proverbial tira y afloja entre los mandamases de la Autonomía y el Consistorio madrileños, o sea.

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris