Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Viajando por las emociones   -   Sección:   Opinión

Caution: Positividad muy alta

Ayer oía por la radio a uno de estos gurus de la positividad, como graciosamente los llamo, estas personas que se han leído eso de que el potenciar en tu vida las cosas buenas mejora tu potencial, que no hay límites al pensamiento positivo y que si te planteas algo ya por pensarlo está el camino andado
José J. Rivero
@jriveroperez
domingo, 22 de febrero de 2015, 11:10 h (CET)
Apreciada y apreciado lector siento ser yo este psicólogo positivo, el que te diga que existen límites en nuestra positividad, pero al mismo tiempo yo creo que es lo divertido de todo esto, por que al final y como suelo decir muy a menudo en mis charlas sobre Optimismo Inteligente, eres tu el único responsable, es decir, existe un felicidad de Pico y Pala, no se si me entienden, de esas que por donde vamos pone una señal: precaución, estamos en obras. Pues por así decirlos amigo y amiga, estamos en un constante construir nuestro bienestar. Para ello es imprescindible que pongas en tu vida una serie de herramientas y recursos, es decir de competencias para la vida como las llamo yo. En cuanto a los recursos te diría existen recursos que se compran para conseguir algunos sueños, quizás esa positividad no te los dará pero si te hará entrar en razón y acabarás pensando que ese plan de vida no tiene mucho sentido en mi vida ya que me genera muchísimo malestar.

Hace unas semanas, mientras rumiaba este razonamiento que te presento hoy, puesto que había escuchado al colega y profesor Gonzalo Hervas que apuntaba sobre los límites de la positividad, pues al mismo tiempo, escuchaba una entrevista que le habían realizado a la psicóloga Barbara Frederickson, una de las grandes dentro de la psicología positiva, que ha centrado sus esfuerzos en el estudio de las emociones positivas. En esa entrevista nos deja una serie de afirmaciones sobre cómo abordar la felicidad.

Creo que es importante destacar en primer lugar que la psicología positiva es una ciencia y por ende debe de ser abordada como tal, porque según afirma la doctora Frederickson: “¿Un poco de conocimiento es una cosa peligrosa?”. Sus últimas investigaciones nos demuestran que la búsqueda de la felicidad es un arte delicado, demostrando que ciertos enfoques que buscan la felicidad pueden ser contraproducentes, mientras que otros son efectivos.

Es decir, debemos de poner especial cuidado en ver qué aspectos de nuestra vida pretendemos potenciar, puesto que ciertas actividades pueden llevar a resultados de infelicidad. Eso sucede por ejemplo con el pensamiento positivo, tan de moda. Parece que simplemente por implementar pensamientos positivos conseguimos el efecto deseado, sin embargo estos son sólo una pequeña aportación a nuestra felicidad, ya que en palabras de la psicóloga solo te ayudan a crear una o dos emociones positivas.

Además debemos de destacar que si solo nos quedamos en el campo mental, es decir si solo potenciamos el optimismo o la actitud, o las ideas, y no disponemos de herramientas para trasladarlos a nuestra vida, no se transformarán en una experiencia sólida, con lo cual nuestro grado de bienestar no aumentará e incluso caeríamos en el fracaso. Bajo esta perspectiva, tengamos cuidado con las recetas de felicidad que nos venden.

Algunas pueden ser contraproducentes según indican algunos estudios, así, el doctor en Psicología Positiva Gonzalo Hervas nos dice que en ocasiones “hay que asumir los sinsabores de la vida sobre todo cuando son inevitables, así como admitir con naturalidad que quizás hay veces que no vamos a ser felices”. Los estudios concluyen que potenciar las emociones positivas tienen un límite, no existiendo atajos para ser feliz más que el trabajo personal a través de potenciar en tu vida determinadas herramientas y no únicamente poniendo énfasis en esa positividad fácil de todo vale mientras seas optimista y sientas alegría y felicidad, solo te queda el esfuerzo y trabajo personal. No llegues a tu límite de positividad, y sobretodo si llegas piensa que todo lo puedes cambiar y como un optimista inteligente de pico y pala, vuelve a construir otra realidad en la que seas más feliz.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris