Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Medios de comunicación y el debate de las ideas

Pedro Serrano (Valladolid)
Redacción
domingo, 3 de junio de 2007, 02:07 h (CET)
¿Para quiénes escriben, hablan o emiten algunos medios de comunicación? Parece evidente que lo hacen para sí mismos y para sus afines y adeptos. Estos medios ejercen su trabajo y se desenvuelven en compartimentos estancos y endogámicos de opinión, sin permitir la entrada de ese aire fresco que supondría el contraste de ideas y posicionamientos. Hasta tal punto es así, que una simple carta al director que sea crítica con la ideología que defiende un determinado medio difícilmente vera la luz en el mismo, mientras que la que sea favorable o afín tendrá casi todas las posibilidades de ser editada.

El debate de las ideas no goza de buena salud; ni en la clase política, ni en algunos medios de comunicación. Cuesta trabajo mantener debates plurales y abiertos que faciliten una dialéctica enriquecedora. Los problemas, en nuestro país, no se discuten ni analizan para solucionarlos, sino para minar y destruir al otro, para utilizarlos como arma arrojadiza contra el adversario. No arrimamos el hombro; ponemos zancadillas.

La crispación política que se vive en nuestro país no sólo es culpa de los políticos, sino, también, de esos medios de comunicación que demasiadas veces son el eco aumentado de esa política del griterío y del insulto, de esa política de confrontación estéril; de esa política que magnifica o inventa pecados del adversario y no se avergüenza de los propios.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris