Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Campanadas a destiempo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 3 de junio de 2007, 02:07 h (CET)
Vuelve a casa vuelve sin esperar a oír las campanadas del nuevo año, dejando el enésimo grado penitenciario. U hospitalario. O rehabilitador. O... Vuelve a casa De Juana y también las oscuras golondrinas volverán. ¿Por quién doblan las campanas?

Nada es inmutable, los gobiernos, la vida, las convicciones, los procesos. Las fotos han sido muchas, pero siempre pocas para los que reclaman los pactado. De victoria en victoria hasta la victoria final. Zapatero, buscando la campana exhausto para la fecha propicia de las elecciones. ETA con el martirio de la gota, exigiendo los compromisos y la componenda navarra de telón de fondo. En estos nuevos tiempos ya no hay tantos muertos, sólo tres. Dame pacífico pan y llámame tonto. Proclaman que se acabó la guerra entre el ejercito de los que únicamente ponían la nuca y el ejercito de los que sólo a ella disparaban. Tensa calma para llegar al año nuevo. ¿Quién se acuerda ya de los Txapotes y Bilbao?. Sólo Zapatero tocará a rebato en el momento oportuno. Campanadas a destiempo darían al traste sus planes y el de sus aliados de distinto pelaje. Van sonando campanillas que no son del arriba y abajo, son de los populares de los maitines que echan el aliento al cuello. Ahí siguen por mucho Tinell, aislamiento y CIS con su tres por ciento. A Sebastián le tocaron la campana, Madrid se ha convertido en Numancia, bardos Assuracenturix de justicia por medio. En Madrid tanta manifestación ha calado, ¿dará tiempo al contagió rápido?. Es cuestión de tiempo. Queda poco para las generales, y para medir los tiempos. Quién no es creyente nunca podrá ir de Madrid al cielo.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris