Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La Iglesia ahorra al Estado 8.000 millones de euros

Jesús Domingo Martínez
Redacción
domingo, 3 de junio de 2007, 02:07 h (CET)
Según datos proporcionados en su día por el obispo de Tarazona, la Iglesia recibe del Estado, algo más de 1.600 millones, cinco veces menos de la cantidad que invierte en promoción social.

La Iglesia, con todas sus obras sociales (colegios, hospitales, residencias de ancianos, albergues de transeúntes, atención a enfermos de SIDA, Cáritas, etc.) ahorra al Estado español cada año en torno a los ocho mil millones de euros, el 1% del Producto Interior Bruto (PIB).

La verdad: “Si la Iglesia dejara de atender todo lo que está atendiendo ahora, al Estado le saldría carísimo sustituir esta tarea y eso se lo ahorra”, como dice el mencionado prelado. Sí, la Iglesia es “una gran bienhechora del hombre”. Más de 40.000 instituciones, entre diócesis, parroquias, órdenes y congregaciones religiosas, asociaciones, fundaciones, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) conforman la Iglesia en España. Sin duda, es la entidad que más contribuye al bienestar social ¿Seremos tacaños al poner la “X” en la casilla de nuestra declaración de renta? Yo señalaré la casilla de la Iglesia; además, no pagaré más por ello ni perjudicaré a otras instituciones de carácter social.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris