Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Oscar Tuma advierte sobre un Pacto de Punto Fijo

Los riesgos de “consensuar candidaturas” a espaldas del pueblo son motivo de críticas en Paraguay
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 19 de febrero de 2015, 08:25 h (CET)
La historia de Venezuela recuerda el Pacto de Punto Fijo, firmado el 31 de Octubre de 1958, que en teoría buscaba afianzar la democracia en este país tras el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez. En realidad, dicho pacto, manejado por cúpulas de partidos sin participación del pueblo, acabó convirtiéndose en un mecanismo que llevaba a los venezolanos a votar sin elegir.

Los sectores proscriptos por el acuerdo denunciaron que en realidad consistía en una alianza entre las principales instituciones de la burguesía, como las corporaciones empresariales, la iglesia católica y los militares, para establecer las reglas del juego político salvaguardando y legitimando sus intereses y privilegios de clase. En el contubernio los partidos políticos venezolanos participantes se comprometían a defender la democracia representativa y al capitalismo subdesarrollado, dependiente y rentista basado en la monoproducción de petróleo.

También sirvió para silenciar disidentes y desatar jornadas sangrientas. El pacto, más que profundizar la democracia, formalizó las más cruentas represiones, asesinatos y desapariciones de cientos de venezolanos. Su punto culminante fueron los hechos de febrero de 1989, donde se produjo una verdadera masacre de manifestantes.

En ello terminaron las reglas establecidas por “consenso” para profundizar la democracia venezolana.

Como nadie aprende las lecciones de la historia en el mundillo político, en Paraguay las corrientes políticas dominantes buscan establecer las listas únicas a través de estos “consensos” digitados, idea que ha empezado a recibir críticas.

"Los consensos traen molestias porque la gente no solo quiere votar, quiere elegir" señaló al respecto el diputado Tuma, considerando que ciertos sectores de su propio partido buscan establecer un “consenso” similar al de Punto Fijo en las internas a llevarse adelante este año para determinar candidaturas.

Eliminando la democracia interna de los partidos, se busca instalar a fantoches que respondan a quienes consensuaron sus candidaturas desde cúpulas partidarias en lugar de responder al pueblo.

La idea es fomentada sobre todo por los cortesanos del presidente Horacio Cartes, quienes buscan mantener los lugares preponderantes de la administración del estado a través de relevos digitados. Si la competencia entre dos candidatos se permite, es solo porque se da entre dos individuos totalmente de acuerdo, como si uno pensara por ambos.

Alguien dijo alguna vez que una velada en que todos los presentes estén absolutamente de acuerdo es una velada perdida. Con frecuencia, eso sucede con quien alcanza el poder en Paraguay, tornando aburrido al agraciado el breve paso por la gloria mundana.

Ya lo advirtió un lúcido político y pensador paraguayo, el doctor Juan G. Granada: “En el Paraguay, alcanzar el poder es algo así como convertirse en procónsul romano, dueño del destino nacional, ser Jefe del Ejército, declararse salvador de la patria, cambiar de fortuna, cambiar de domicilio, tener seguidores, consejeros, adulones, nuevos amigos, asistir a reuniones donde nadie tiene opinión diferente a la suya, saberse importante y comenzar a pontificar sobre la naturaleza, sobre Dios y sobre los hombres como si fuera un oráculo”.

Como un designio surgido del abismo de los tiempos y proyectado hacia la eternidad, el axioma vuelve a tener vigencia.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris