Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Los intereses creados o los intereses y los recados

Ángel Sáez
Ángel Sáez
domingo, 3 de junio de 2007, 01:54 h (CET)
“Dicen que me burlo de todo, que me río de todo, porque me burlo de ellos y me río de ellos, y ellos creen ser todo”. Jacinto Benavente

No obstante el pasado 23 de marzo de 2007 el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de los de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska Gómez, resolvió, teniendo en cuenta la petición del fiscal, archivar provisionalmente la causa abierta “por la comisión de sendos delitos de manifestación ilegal y enaltecimiento terrorista” contra Arnaldo Otegui Mondragón, Jone Goirizelaia Ordorika y otros veintidós miembros de la izquierda abertzale por falta de pruebas documentales, y a pesar de que el susodicho representante del Ministerio Público se posicionó el pasado 29 de mayo de 2007 en contra de la reapertura de la causa mentada (incoada por participar los acusados en una manifestación organizada bajo el lema “No apartheid, autodeterminazioa”, cuyo fin no fue otro que homenajear al etarra Arkaitz Otazua, que, seis días antes, el 14 de septiembre de 2003, había finado sus días en el curso de un tiroteo con una dotación de la Ertzaintza en el Alto de Herrera, Álava), tras visionar el pasado 25 de abril de 2007 la cinta de vídeo que había sido grabada al respecto en Bilbao, como acabo de dar a entender, el pasado 20 de septiembre de 2003 por Antena 3 Televisión, el citado magistrado, Grande-Marlaska, acordó ayer, 1 de junio de 2007, reabrir la causa contra Otegui, Goirizelaia y otros veintidós correligionarios suyos. Acaso convenga recordar que la causa fue incoada por una querella que presentó el Ministerio Fiscal y tramitada en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), por ser entonces Otegui y Goirizelaia parlamentarios vascos. Al perder dicha condición, por la ilegalización de Batasuna, el procedimiento pasó a la Audiencia Nacional, por tratarse de un delito de terrorismo.

Reitero. Mediante un auto dictado ayer, el Magistrado-Juez Grande-Marlaska Gómez acordó que procedía la reapertura de la mencionada causa, retrotrayéndola a su fase de instrucción.

Aunque me pesa (por un lado, por el otro, evidentemente, no) urdirlo, cada día que pasa son más los ciudadanos de este país a los que les resulta de todo punto imposible comulgar con embelecos; quiero decir que no se tragan ese ¿misterioso? tejemaneje, ese presunto trato de favor, jumelage o hermanamiento (que no miento) existente entre representantes del Ministerio Público y miembros de la proteica e ilegalizada Batasuna. Estaba obligado a trenzarlo. Escrito queda.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris