Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Debemos hacer caso omiso de las amenazas?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 3 de junio de 2007, 01:54 h (CET)
Es curioso como el periodo electoral puede transformar a personas habitualmente normales en seres irreconocibles capaces de mentir, tergiversar y hasta negar con la mayor desfachatez lo que es más evidente. En esta ocasión le ha tocado al Tripartito el salir a la palestra para negar que en Catalunya haya inseguridad, que los inmigrantes no son los que han incrementado la delincuencia en nuestras ciudades y que no existe en nuestras tierras ninguna organización dedicada al reclutamiento de terroristas yihadistas. Lo malo de estas afirmaciones tan categóricas, de pretender ocultar las realidades que nos rodean y de intentar camuflar las carencias de la Administración en el tema de la seguridad ciudadana es que cuando, inevitablemente, salen a relucir las pruebas que los contradicen quedan desprestigiados, humillados y ridiculizados antes la ciudadanía que, en ocasiones, puede ser condescendiente, hasta benévola, pero nunca tonta.

Es evidente que si existe un peligro que nos pueda afectar nunca estrá justificado que las autoridades, por fines electoralistas, pretendan ocultarlo. No es de recibo que salgan los del Tripartito a desmentir unas informaciones constatadas por la policía estatal, como ya dejé reseñado en un escrito que publiqué hace unos pocos días, y que, por si no fuera suficiente, ha quedado confirmado por un artículo de una especialista en la materia, Loretta Napoleoni, publicado en un rotativo catalán, que es la autora de “Yihad”, uno de los mejores estudios sobre financiación del terrorismo global. Afirma la referida autora en su estudio que está constatado que Catalunya constituye un centro europeo de asentamiento y captación de yihadistas procedentes del Magreb; del mismo modo que el Reino Unido es el foco de yihadismo que proviene de Pakistan y Asia central. Se confirma igualmente que Salt es el emporio de yihadistas venidos del mundo islámico. ¿Cómo pueden compadecerse estas informaciones con el desmentido del Tripartito ante las acusaciones que se le formularon desde la oposición?

En este caso, como en muchos otros, debo reprochar al señor Piqué, que haya caido en la tentación de inentar desprestigiar a CIU tachando de “alarmistas” unas informaciones que, por desgracia, tienen demasiados visos de ser reales y preocupantes.Y, por si faltara alguna prueba más, observemos las declaraciones que se publicaron en la prensa nacional, que fueron recogidas por la prensa argelina en una entrevista a un tal Aldelhaq Layada, jefe de un disuelto grupo islámico (GLA) –hay que hacer constar que en ese país, en contraste con la despreocupación manifestada por los lideres catalanes, se estuvo en un estado de alerta constante, durante sus elecciones, ante las amenazas de Al Qaeda) –. Dicho individuo, no tuvo empacho en amenazar al gobierno español con las siguientes frases: “Me gustaría dar un consejo al gobierno español. No reaccionen con rápidas represalias contra los inmigrantes magrebíes que hay en su país. Ya tienen bastantes problemas con ETA en el país vasco. Además algunos países están intentando que se repitan actos como los atentados de Madrid del 2004, que las cosas vayan peor en España.” ¿Es o no es una coacción lo que este sujeto lanza contra España? ¿Qué paises son aquellos que están tan interesados en machacarnos de nuevo? ¿Qué están haciendo nuestras autoridades para prevenir estos atentados que se nos anuncian, primero por Al Qaeda y más tarde por unos misteriosos paises islámicos que, al parecer, nos la tienen jurada? Por lo visto, desde el ámbito terrorista islámico no se contempla que les estorbemos su labor de proselitismo dentro de España; seguramente ya tienen planeada su nueva reconquista de la Península, enviándonos oleadas de musulmanes para ocupar nuestro territorio poco a poco ( en la actualidad ya residen en él cerca de un millón de magrebíes). No debe de chocarnos de que dada la inoperancia y abulia de las autoridades progresistas que rigen Catalunya, hayan decidido que esta autonomía es el lugar ideal para expandirse sin problemas. Y, a todo esto, nuestra vice de la Voque, doña Mª Teresa de la Vega, cargando contra el señor Mas por haberse a trevido a decir que en Catalunya no estamos seguros. Supongo que desde Madrid no se debe de haber enterado de la existencia de bandas kosovares que asaltan chalets, golpean y hieren a sus moradores y roban a mansalva; tampoco debe saber nada de las cuadrillas de okupas y de las pandillas formadas por hispano-americanos que aterrorizan barrios enteros de nuestras ciudades. Dejando aparte la cantidad de inmigrantes que vagan sueltos por las calles de Barcelona, ocupando almacenes vacíos que convierten en centros de drogadiccón, miseria, suciedad y delincuencia, sin que las autoridades locales hagan nada para evitarlo.¿Cómo van a hacerlo si el máximo responsable del orden, señor Saura, es el dirigente de Iniciativa por Catalunya y los Verdes; protector de los antisistema? ¿Cómo se van a tomar medidas contra esta plaga de indocumentados si, su compañera, la señora Mayol, se declaró antisitema y pro-okupa? Y el señor Montilla, el inmutable President de la Generalitat ¿qué tiene que decir a todo esto? Nada, como es habitual en él. Se limita a mantenerse muy tieso, con cara de estar por sobre el bien y el mal, sin parecer enterarse de que Catalunya se está transformando, cada día más, en un país tercermundista dominado por la izquierda más recalcitrante, demagoga, libertaria y frente populista, que encuentra en la falta de autoridad y el desorden el caldo de cultivo para sembrar sus ideas totalitarias. Alguien puede creer que exagero, pero les aseguro que me quedo corto. En todo caso conviene recordar que una situación similar dio lugar a los sucesos que convirtieron a Barcelona en una capital inhabitable: fue allá por 1935. Vean ustedes las consecuencias que tuvo.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris