Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Copa del Rey   Real Madrid   Gran Canaria   Baloncesto   -   Sección:   Baloncesto

Pablo Laso, el éxito entre dudas en el Real Madrid

El técnico blanco heredó un proyecto en ruinas y con un baloncesto ofensivo y brillante ha conquistado una Liga Endesa, dos Copas del Rey y tres Supercopas.
Rafael Merino
@RM_rafamerino
miércoles, 18 de febrero de 2015, 21:53 h (CET)
Su currículum como entrenador era insustancial. Ningún trofeo. Ninguna final. En su carta de servicios sólo figuraba tres temporadas ACB al frente del Guipúzcoa Basket, con 124 partidos con un balance desfavorable (49 victorias y 75 derrotas). Pero el Real Madrid confió en Pablo Laso (Vitoria, 1967). Era 2011. Cuatro temporadas después, Pablo Laso ha devuelto al Real Madrid a la senda del buen baloncesto, de los trofeos y de presentarse en torneos como máximo favorito al trono. El Real Madrid acude a Gran Canaria a defender su trofeo de Copa del Rey conquistado en 2014, en Málaga, tras un apretado desenlace contra el Barcelona.


Pablo Laso ha devuelto al Real Madrid a la senda de los trofeos.

La contratación de Pablo Laso no entraba en ningún pronóstico. Alrededor de su firma con el Real Madrid afloraron multitud de dudas. Era un entrenador sin experiencia como para tomar las riendas de un club histórico con la sempiterna obligación de ganar con brillantez todos los partidos y torneos, más acuciante esta premisa cuando se sumaban cuatro temporadas de sequía y fracasos. Laso tomaba el mando en plena tormenta tras fracasar el proyecto más ambicioso del club, con el poderoso Messina: 18 fichajes y 58 millones de euros para ningún título.

Baloncesto ofensivo: más afición
Cuatro temporadas después, Laso ha dado un vuelco al Real Madrid. Los trofeos han regresado a las vitrinas al mismo tiempo que ese buen baloncesto de épocas gloriosas. En estas escasas cuatro campañas, el Real Madrid ha conquistado una Liga Endesa (no se ganaba desde tiempos de Joan Plaza, en 2007), dos Copas del Rey y tres Supercopas. Lo ha conseguido fiel a un estilo de baloncesto: veloz, ofensivo y preciosista. Una ecuación que ha enganchado. Se ha pasado de apenas 5.000 espectadores en Caja Mágica a los 10.000 que acuden cada semana al Palacio de los Deportes. Y el número de abonados roza los 7.000 fieles.

“Sólo nos valorarán por los títulos” ha comentado en más de una ocasión Laso - en 2013-2014: mejor entrenador de la Fase Regular; en 2012-2013: mejor entrenador de la temporada Trofeo AEEB-Díaz Miguel, entre otros reconocimientos-. Está en lo cierto. A pesar de estos éxitos -el Real Madrid venía de una dura travesía por el desierto-, el técnico vitoriano siempre ha convivido con una cohorte de personas contrarias a sus métodos y su capacidad como entrenador. Tampoco ha servido ese récord de triunfos consecutivos (31 consecutivos) ni el haber regresado a dos finales de Euroliga. Bien es cierto que no se ganaron, pero hay que recordar que los buenos recuerdos europeos eran prehistóricos. El último título data de 1997, con Obradovic como entrenador y Sabonis como estrella.

Rompe maleficios

Quizá este 2015, precisamente cuando la Final Four se disputa en Madrid, sea el momento donde el equipo blanco cierre el círculo de triunfos. Porque Laso ha ido cortando rachas negativas: la primera Copa del Rey se ganó tras 19 años y la Liga ACB después de cinco años de vacío. Cuando se cumplan veinte años de la conquista de su octava Copa de Europa –ganada al Olympiacos en Zaragoza en 1995), el Real Madrid tendrá una nueva oportunidad de levantar la ansiada novena en su pista, en el Palacio de Deportes de la capital de la Comunidad.

Ese momento será el verdadero termómetro del proyecto Laso (con contrato hasta 2016). Sería la guinda al proyecto (sino, sería su punto final). Hay que recordar que David Blatt –actual responsable de Cleveland Cavaliers y campeón de Europa con Maccabi- tardó tres Final Four en hacerse con el entorchado europeo (semifinalista en 2002 y finalista en 2011). Y el Maccabi había perdido las tres últimas finales de Euroliga que había disputado (Praga 2006, Madrid 2008 y Barcelona 2011). El ejemplo israelí puede servir de espejo al equipo de Laso.

Estadísticas brillantes

Por el momento, esta Copa del Rey examinará, por enésima ocasión, la capacidad táctica y técnica del proyecto Laso. Por el momento, el balance es positivo en este torneo: 2 victorias en 3 ediciones disputadas, con un balance de siete triunfos y una única derrota (87,5% de victorias). A estos guarismos se debe sumar que Laso acumula 212 triunfos en 264 partidos al frente del Real Madrid. Es decir, Pablo Laso ha ganado el 80,3 por ciento de los encuentros que ha disputado. El legendario Pedro Ferrandiz logró 409 triunfos en 477 encuentros como técnico del Madrid, un 86% de victorias. Lolo Sáinz venció 561 de 692, el 81%. Sólo ellos mejoran a Laso en toda la historia.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Seraphin agiganta a un Barça que repite victoria ante Valencia Basket

El pívot francés, clave en los últimos minutos, permite a los de Sito Alonso ocupar la segunda plaza

El Barça respira ahogando al Valencia

Los valencianos se presentaron a verlas venir

El Baskonia reafirma su mejoría y conquista Kaunas

El gran acierto desde el perímetro (17/29) permite a los vitorianos sumar su segunda victoria consecutiva en la Euroliga

El Madrid sale del bache ante un desacertado Unicaja

Los de Laso sentencian al descanso (40-27) la vuelta al triunfo en Europa tras tres derrotas

El Barça regala un +26 y sucumbe ante el Bamberg

Los blaugranas rozaron la perfección en el primer cuarto (12-38) pero vivieron su propia pesadilla
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris