Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Poesía   -   Sección:   Opinión

La oscuridad de un día cualquiera

Un poema de Esther Videgain
Esther Videgain
@videgainesther
miércoles, 18 de febrero de 2015, 08:08 h (CET)
Es ya de noche,
la oscuridad se adueña del cielo del ayer,
las estrellas le dan la luz que faltan a nuestros corazones.

Es ya de noche,
la luna... hoy, es Luna llena,
el hada del conjuro de nuestro porvenir está junto a mi mesilla, en su honor, este incienso de la buena energía.

Es ya de noche,
la velada más especial, la que cierra este mágico día,
dos velas rojas visten hoy con elegancia la presencia de nuestro querer más puro.

Es ya de noche,
cae lentamente la oscuridad...
el día se vuelve del luto de este olvido en un hoy trágico-cómico.

Es ya de noche,
es hora de la entrada de los sueños de tu subconsciente,
tus miedos aflorarán en la madrugada mas tus deseos acompasarán a la pesadilla del peso de tu alma.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris